Las albondigas de Ikea vuelven a los estantes… esta vez sin carne de caballo

0
11

     En concreto, ha simplificado la cadena de suministro reduciendo y limitando el número de proveedores de carne y ha mejorado los controles en el proveedor, añadiendo dos análisis de ADN, uno previo a la materia prima y otro al producto final.

    Además, va a implementar nuevos requisitos para los proveedores con el objetivo de asegurar la total trazabilidad de los productos cárnicos que vende y realizará con regularidad auditorías independientes más amplias para garantizar que los proveedores y subproveedores cumplen estos requisitos.

 "Con la implantación de todos estos procesos, las albóndigas que hoy llegan a los restaurantes de la compañía solo contienen carne de cerdo y vacuno y pueden ser consumidas con total confianza", concluye la empresa.