Las alcoholeras piden al Magrama que agilice la norma de destilación y se concreten los costes

0
5

     Ligero ha destacado que la citada destilación obligatoria tiene de trascendente que "por primera vez, el sector entiende que los problemas del sector los tiene que resolver el sector".

     "A partir de ahora, el sector entenderá que es muy urgente avanzar en las interprofesionales y que éstas vean la luz, que se constituyan los instrumentos que la reglamentación comunitaria tiene dispuestos para tratar de resolver los problemas desde la propia vitivinicultura, incluidas las industrias agroalimentarias vinculadas a ellas", ha argumentado.

La destilación puede coincidir con las entregas de la próxima vendimia


     Desde el punto de vista de las alcoholeras (unas 17, la mayoría de ellas ubicadas en Castilla-La Mancha, aunque también las hay en La Rioja, Comunidad Valenciana, Navarra o Extremadura), Ligero ha reconocido que la destilación acordada es de "complejo desarrollo", aunque esta industria intentará responder a las expectativas.

     Ha subrayado que, posiblemente, cuando se ponga en marcha la medida, coincidirá en el tiempo con la entrega de subproductos de la próxima vendimia en las destilerías, por lo que "es importante saber los plazos y períodos" que la norma recoja, aún por determinar.

     En su opinión, la retirada del mercado de hasta 4 millones de hectolitros acordada la semana pasada "tiene que significar, si no un incremento de precios de la materia prima, por lo menos una paralización de la caída permanente en la que estaban".

     Preguntado sobre los costes que implicará la destilación obligatoria para usos industriales (industrias de pinturas o químicas, entre otras) o biocarburantes (bioetanol), Ligero ha explicado que las reglas hoy las dicta el mercado.

     Por ejemplo, el alcohol para bioetanol en esta campaña, que está terminando -casi todo vendido ya- ha rondado los 0,35 euros/hectogrado, pero está por ver cómo evolucionará el mercado y cómo actuarán los grandes compradores cuando sepan que se destilarán hasta 4 millones de hectolitros del vino en España -equivalentes, nada menos, que a 44 millones de hectogrados de alcohol-.

Queda pendiente el tema de los costes, porque somos empresas no pueden perder dinero"


     Ha puntualizado que las destiladoras son empresas y que no pueden perder dinero ni trabajar solo para cubrir gastos. "Habrá que ver cómo se resuelve el tema de los costes", ha añadido el presidente de esta patronal de industrias.

      Por otra parte, y preguntado si las empresas destiladoras formarán parte de la futura Interprofesional nacional del vino que negoció el Gobierno y las principales organizaciones representativas de agricultores y bodegas, Ligero ha apuntado que Adevin "no lo tiene decidido aún; estudiamos la conveniencia o no de integrarnos".

     "Estamos considerando si es interesante o no", ha remarcado Ligero, quien matiza que "a priori, hemos sido excluidos" de las negociaciones y reuniones entre Magrama y el sector.

     "En estas convocatorias no han sido tenidos en cuenta ni los destiladores ni, creo, el sector del mosto", ha concluido.

(Foto: entomelloso.com)