Las asociaciones de bovino muestran su satisfacción por los resultados de la subasta en Salamanca

0
12

Incluso, entre quienes peores resultados (en cuanto a números) obtuvieron, como sucede con la Federación Española de Asociaciones de Criadores de Rasa Parda de Montaña (FERPAM), que vendieron un toro, de los cuatro subastados y ninguna hembra.

“Visto el año que llevamos a nivel de Federación, en el que no habíamos vendido ningún ejemplar, haber vendido un toro en Salamanca lo consideramos como un dato positivo. Además, pudimos contactar allí con varios ganaderos y tenemos socios nuevos, lo que para nosotros es bueno”, indica María Jesús González del Río.

La Asociación Española de Criadores de Ganado Vacuno Selecto de Raza Avileña-Negra Ibérica salió muy satisfecha de AGROMAQ 2011, en palabras de su secretario ejecutivo, Pedro Herráiz. “Primero, por la organización; segundo, por la distribución de los corrales, que permitían a su vez atender al público en un stand; y, tercero, por los resultados. Ha sido una feria muy bien organizada y muy bien hecha. Y no me baso sólo en los datos de venta”

La Avileña-Negra Ibérica vendió dos de los cuatro machos subastados y las 41 hembras presentadas.

“Vender 43 cabezas de ganado en este tiempo está bastante bien. Salamanca no es una feria fundamental para nosotros, pero se han vendido ejemplares a tres provincias distintas y se han vendido todas las hembras”.

La Asociación Nacional de Criadores de Ganado Vacuno Selecto de Raza Retinta adjudicó el cien por cien de sus animales: un macho y nueve hembras. Su secretario ejecutivo, José Antonio Pérez lo valora de forma positiva “teniendo en cuenta, además, que era la primera vez que acudíamos a Salamanca. Recibimos una muy buena atención y la organización estuvo muy bien”.

Añade que “ésta (Salamanca) no es la zona de nuestra raza pues allí sólo tenemos tres socios. Los precios son los que son y los ganaderos tienen que subsistir y siempre tendrán interés por los productos”.

La Unión de Criadores de Ganado Vacuno Selecto de Raza Charolesa de España (UCHAE) vendió 13 de los 15 machos y por uno de ellos, que salía en 3.000 euros, se llegó a pagar 4.850 euros.

“Los resultados son mejores que los del año pasado y, por tanto, positivos. No se preveía que iba a haber mucha alegría, pero al final la hubo. Claro que la crisis afecta pero el campo tiene que seguir tirando para delante”, afirma Jacinto Rodríguez, técnico.

Finalmente, José Manuel Macarulla, secretario ejecutivo de la Asociación de Criadores de Raza Bovina de Parda de Montaña (ARAPARDA), también mostró su satisfacción por haber vendido el cien por cien de los ejemplares presentados: 32 hembras, aunque por ninguna de ellas se pujó.

“Lo importante es vender y seguir manteniendo la línea de venta. Ya hemos estado tres años en Salamanca y el año próximo pensamos volver y, a poder ser, con más ejemplares, si podemos. No estoy de acuerdo ni con que se hayan pagado precios desorbitados por algunos ejemplares, ni que por nosotros no hayan pujado. En nuestro caso, el precio lo marca el ganadero, y si él está satisfecho con ese precio, todo va bien. Si se vende todo, quiere decirse que estamos haciendo las cosas bien en genética y otros campos”, concluye.