Las ayudas a los cultivos que han dejado de ser acoplados dependerá de la regionalización

0
5

   La idea es que por medio del "pago base" los tabaqueros cobren una cantidad igual o similar a la que venían percibiendo como cultivo acoplado, según el consejero, que ha considerado que ahora no se puede "alarmista" en este punto.

    Echávarri ha anunciado que la próxima semana iniciarán los contactos con las organizaciones agrarias, las cooperativas y los partidos políticos para consensuar la posición de Extremadura ante la importante Conferencia Sectorial de Agricultura convocada para el 24 y 25 de julio.

    Frente a los planteamientos iniciales, el consejero ha subrayado que se ha conseguido mantener el presupuesto en unos niveles similares, unos 47.000 euros para España para el período 2014-2000. A Extremadura le corresponderá también una cantidad similar a la actual, 3.577 millones para esos siete años, 511 por ejercicio, y los perceptores de ayudas serán 69.459.

    También se ha conseguido que la superficie subvencionable en España sea de 22,4 millones de hectáreas, al tomar como referencia el año 2011, cuando se había propuesto que fueran 38 millones, lo que reduciría las ayudas de 229 a 134 euros.

Aspectos positivos para Extremadura


    Asimismo, en relación a la convergencia interna, el consejero ha recordado que la propuesta inicial era una tasa plana que hacía que la ayuda por hectárea hubiese sido similar para todos los productores a partir de 2019. Esa obligatoriedad, que era perjudicial para Extremadura por la variedad de cultivos, según el consejero, ha desaparecido.

    Otros aspectos positivos, a su juicio, es que no se aplicará la convergencia interna a los pequeños agricultores que cobren menos de 1.250 euros anuales (31.700 en Extremadura, el 45% del total de perceptores), por lo que podrán seguir cobrando igual. El titular extremeño de Agricultura ha valorado la flexibilización del "greening" o pago verde. Al olivar, el viñedo, a los frutales, a los frutos secos y al arroz no se les va a exigir nuevas condiciones de greening.

    Además, la rotación de cultivos se aplicará a partir de 10 hectáreas y no las 3 como proponía la CE, y se exigirán sólo 2 cultivos para explotaciones de menos de 30 hectáreas, en lugar del planteamiento inicial de 3, según ha explicado.

    El consejero ha destacado que el ministro del ramo, Miguel Arias Cañete, ha conseguido suavizar los aspectos más perjudiciales para España y ampliar el margen de actuación de los estados miembros.

    A su juicio, la posición de las CCAA españolas sobre el presupuesto, la superficie elegible y la convergencia interna ha salido adelante.