Las ayudas acopladas, la oportunidad de la viabilidad económica de la dehesa

0
3

      El turno de conferencias técnicas ha sido inaugurado por la coordinadora del proyecto LIFE bioDehesa,  María Luisa Sillero, quien ha presentado este proyecto con el que se están desarrollando políticas y herramientas para la gestión y conservación de la biodiversidad y que, tras iniciar su andadura en 2012, llega ahora a su ecuador con la puesta en marcha de los trabajos de campo, en 42 fincas ubicadas en Sierra Morena y las sierras gaditanas y subbéticas.

    El proyecto persigue promover la gestión integrada y sostenible de las dehesas y contribuir a revitalizarlas y supone una oportunidad para que los distintos actores, públicos y privados que dedican su actividad profesional al estudio y manejo de la dehesa, trabajen en común. Para ello el proyecto cuenta, hasta 2017, con un presupuesto total de 7.9 millones de euros, del que la Comisión Europea financia el 49,7% a través del programa LIFE.

Revolución en alimentación animal  y nueva Norma de Calidad del Ibérico

      La jornada ha contado también con la intervención de David Martín, director gerente de Efecto Soluciones S.L. que ha presentado en la Jornada Mulato II, un cultivo forrajero que se presenta como una alternativa novedosa para mejorar la productividad agrícola y ganadera de una explotación, ya que ha conseguido duplicar la producción en comparación con el resto, con características nutricionales de alta calidad y no influenciados por la volatilidad de precios.

     Su alto contenido en proteína es su característica principal, llegando hasta un 21%, así como su perfecta adaptación a la climatología de las dehesas andaluzas y su carácter perenne, lo que abarata su manejo, teniendo un claro ahorro en labores de campo. David Martín destacó que la materia prima obtenida de estos pastos no está ligada directamente a la fluctuación de los mercados, “un aspecto vital en la ganadería ya que, por ejemplo, el coste de la alimentación animal en una explotación de vacuno de leche supera el 50% del gasto total de la explotación”.

     David Martín aseguró que la empresa marca a sus clientes un precio en la compra de su materia prima por un periodo de cinco años, en el que se comprometen  a mantener el precio fijado. Martin ha asegurado que “con esta medida intentamos contribuir a aumentar los ingresos de los pequeños y medianos ganaderos y evitar la desaparición progresiva de las explotaciones de vacuno en España”.

El impacto de la dehesa en la Norma del Ibérico

     A continuación el presidente de la Organización Interprofesional del Cerdo Ibérico (ASICI) y de la Mesa Nacional del Ibérico de ASAJA, José María Molina, ha analizado el impacto en la dehesa de la nueva Norma de Calidad del Cerdo Ibérico, aprobada el pasado 12 de enero, y ha asegurado que “servirá para mantener este sector artesano y tradicional, para evitar la sobreproducción, ruina de ganaderos e industriales, y para que el ibérico, junto al aceite, sigan siendo el buque insignia de nuestra gastronomía.”

     En este sentido recordó que en 2006 se llegaron a sacrificar 1 millón de cerdos de bellota en España, sin embargo Molina incidió en algunos puntos de la nueva norma que deben aún mejorarse, como el que obliga a los ganaderos de ibérico a tener inscritos a los progenitores machos en el libro genealógico de la raza duroc, un requisito que carece de sentido, puesto que actualmente el duroc de libro genealógico tiene poco que ver con el que se cría en la dehesa, de hecho el libro sólo cuenta con nueve ganaderos inscritos, todos ellos de Cataluña, una región que nada tiene que ver con la dehesa. 

    Durante el encuentro algunos ganaderos demandaron la posibilidad de incrementar en comarcas como esta de la Sierra Norte la carga ganadera en la norma, atendiendo así a la mayor disponibilidad de bellota en las fincas de esta comarca debido al porte del arbolado y a las características de las propias fincas, en las que conviven encinas -cuya bellota es más temprana- y alcornoques -con una bellota más tardía-, lo que alarga el periodo de la otoñada y mejora la montanera.

     Por último, José María Molina detalló los requisitos que tanto ganaderos como mataderos y denominaciones de origen  tendrán que cumplir dentro de esta norma, que obligará a todos a seguir las mismas reglas de juego. En este sentido destacó que el próximo titular de prensa debía ser: “la guerra del ibérico ha terminado”, puesto que como afirmó “en el mundo del ibérico, al final, el menos malo es el cerdo”.

Incidencia en la nueva PAC

     Por su parte el técnico de ASAJA-Sevilla, José Manuel Roca, ha explicado cómo incidirán en la dehesa las ayudas acopladas contempladas en la nueva PAC y ha asegurado que estas ayudas pueden suponer una buena oportunidad para lograr la viabilidad económica de las dehesas, ya que en la propuesta para su aplicación en España que prepara el Ministerio de Agricultura se reconoce la importancia de garantizar la viabilidad económica de las producciones ganaderas y su rentabilidad para evitar el abandono.

     Roca ha analizado estos pagos acoplados y ha destacado, entre las novedades, que estas ayudas llegarán a todos los ganaderos de vacuno, ovino y caprino que podrán cobrar por todas las cabezas y no sólo por aquellas que tienen los derechos asignados.

     Como aspecto negativo, en cambio, el técnico de ASAJA-Sevilla ha explicado a los ganaderos asistentes que aún quedan pendientes de contemplar dos aspectos imprescindibles demandados por ASAJA-Sevilla, que defiende que se favorezca la extensificación en la dehesa y el cebo de ternera en la propia explotación.

No se introducirá el lince en ninguna zona de Andalucía este año

    Por último, durante el coloquio el secretario general de ASAJA-Sevilla, Eduardo Martín, ha informado de las últimas reuniones que ASAJA ha mantenido con los responsables del proyecto LIFE Iberlince y con responsables de la administración medioambiental andaluza, quienes han asegurado que este año no se va a introducir el lince en ninguna nueva comarca en Andalucía debido a la escasa población de conejos y a que el propio proyecto no ha finalizado aún los estudios y encuestas con las poblaciones afectadas.

      Tal como expuso el secretario general de ASAJA-Sevilla en el último encuentro que ASAJA-Sevilla mantuvo con los responsables del proyecto el pasado 14 de mayo estos indicaron que la introducción de linces que contempla el proyecto no se llevará adelante si no cuenta con el consenso de la población.