Las bodegas con espumosos gallegos venden el doble que en la Navidad pasada

0
4

    "El producto está funcionando y vamos a seguir trabajando para ampliar la producción", explica Paula Fandiño. Añade que en su caso el mayor volumen de ventas se realiza con gran diferencia en Galicia., según recoge A. Martínez en www.farodevigo.es.

  También están muy satisfechos con la campaña en Señorío de Rubiós (Arbo). La responsable de exportación de la firma, Natalia Rodríguez afirma que "se ha notado un incremento importante en esta Navidad", que cifra en su caso en un 20 por ciento. "Ya hubo un consumo constante a lo largo de todo el año. Y eso para nosotros es importante porque queremos que el espumoso se vea como un producto que se puede tomar en cualquier momento del año y no solo con los postres, pues es un vino que marida muy bien con muchos alimentos diferentes".

   También está contento Pablo Padín, de Meaño. "La campaña ha ido un poco mejor que lo que se esperaba y se ha vendido más que en la Navidad de 2012", si bien no tiene todavía un porcentaje del incremento. En cualquier caso, también aboga por conseguir "que el consumidor se acuerde de este producto en cualquier época del año".

   Sea como fuere, la Navidad es el momento de más ventas para los espumosos Rías Baixas. El competidor natural de estos caldos es el cava catalán, y los productores gallegos están satisfechos con la introducción de su producto a pesar de que su precio es sensiblemente superior al del cava. Así, mientras una botella de espumoso catalán puede encontrarse en el mercado por poco más de tres euros, el precio de los Rías Baixas está entre los 15 y los 20.

   Uno de los factores que explican el fuerte aumento de ventas de los espumosos de albariño y otras variedades blancas es la promoción -en Cambados llevan dos años organizando jornadas de catas, talleres y degustaciones dedicadas a estos caldos- y otro el hecho de que en 2012 las bodegas llegaron "un poco justas", en palabras de uno de los empresarios, para la campaña, pues el Consello Regulador aprobó el reglamento de los espumosos en verano, y el degüelle de las primeras botellas no se realizó hasta noviembre y en algunos casos diciembre.

   Además, se trata de un producto muy heterogéneo. Señorío de Rubiós, por ejemplo, incluso tiene un espumoso tinto, que se hace con uvas sousón, espadeiro, caíño, mencía y pedral.