Las bodegas se comprometerán a reducir un 20% su “huella de carbono”

0
9

EFE.- Reducir en un 20% la denominada "huella de carbono" por cada botella de vino producida antes de 2020 o usar fuentes de energía alternativas son dos de la decena de compromisos que representantes del sector vitivinícola rubricarán mañana en la "Declaración de Barcelona" de lucha contra el cambio climático.

Unos 300 productores, bodegueros, y miembros de instituciones y diferentes asociaciones nacionales e internacionales firmarán esta declaración en el Ayuntamiento de Barcelona, en la que se apuesta por la mejora de las energías, el uso de técnicas que racionalicen el uso del agua, la limitación de los productos químicos y de los residuos que se generan y en minimizar el impacto ambiental de la distribución utilizando los medios más eficientes.

Los promotores de la declaración, que se enmarca en la jornada "Wineries For climate Change" -que se celebra los días 8 y 9 de junio en la capital catalana- recalcan que el sector vitivinícola debe mostrarse sensible a los riesgos del calentamiento, que ya es una realidad, como refleja que la temperatura ha aumentado un grado en el área mediterránea en los últimos 40 años.

Aunque la ONU se ha fijado como objetivo que la temperatura no suba más de dos grados antes de final de siglo, estudios más pesimistas indican que podría hacerlo en cinco grados, lo que supondría el fin de muchos cultivos.

La Declaración de Barcelona quiere ser el inicio de un movimiento de cooperación que tenga como reto la protección del clima y del viñedo.

En este sentido, consideran que este proyecto no debe limitarse a una zona geográfica, sino que reclama un esfuerzo global y que las personas y profesionales relacionados con la vid y el vino deben tomar comprometerse a reducir las emisiones de CO2 dentro de su campo de acción.

El conseller de Agricultura, Josep Maria Pelegrí, presidirá el acto de firma junto al primer teniente de alcalde en funciones de la ciudad, Jordi William Carnes.

La firma de esta declaración internacional servirá de punto de partida de la jornada " Wineries For climate Change, una foro organizado por la Federación Española del Vino, y que durante dos días reunirá a más 300 bodegas de las principales zonas vitivinícolas del mundo.

En este foro se presentarán las experiencias que diversas bodegas están llevando a cabo en la lucha contra el calentamiento y además diferentes expertos expondrán la influencia del cambio climático sobre la producción agrícola y especialmente en el vino.