Las bodegas se niegan a pagar la destilación "por una situación que no hemos creado"

0
3

     Esta medida, "en los términos que se conocen, y a falta de conocer su redacción definitiva, traslada inseguridad en los mercados, afecta negativamente a los precios", "fomenta la inseguridad en el comercio" y "conlleva un perjuicio gravísimo para las bodegas privadas".

     Ha indicado que el acuerdo fue rubricado por el Magrama "con el apoyo de ADEVIN, Cooperativas, FEV, ASAJA y COAG", pero no por la Asociación empresarial que representan porque, según han matizado en el mismo comunicado, "en un ejercicio de responsabilidad sectorial".

Critican que todos los costes van a las bodegas privadas


En opinión de esta Asociación, al aplicarse con cargo a la campaña anterior, las bodegas privadas que han pagado las uvas a un precio ahora tienen que destilar a coste cero y con pérdidas de portes y transformación.

      "A diferencia de las Cooperativas, que pueden liquidar a sus socios a menor precio, las bodegas privadas que ya han pagado la uva tendrán que asumir pérdidas por una situación que no han creado", ha apostillado en el mismo comunicado.

     En su opinión, "es injusto que se penalice a las bodegas privadas por las sobreproducciones de los agricultores, que paradójicamente ya han cobrado su uva y a los que esta medida no les afecta".

Se penaliza sobre todo "al que más vende"


      Ha añadido que "se penaliza a los operadores que más venden" y, así, al establecerse la penalización sobre los excedentes, la bodega que haya vendido toda su producción (e incluso el doble) pero haya comprado más y tenga existencias a 31 de julio sin vender en el corto plazo "será requerida para destilar lo no comercializado".

     "Entendemos que es cuestionable jurídicamente esa decisión. No es posible que se penalice a los operadores que contribuyen a comercializar cada Campaña las producciones obtenidas, y que ayudan a otros operadores a dar salida a su producción", ha aseverado.

     Ha remarcado que se va a obligar a "destruir" vino incluso con coste para el operador pero "el vino de Castilla-La Mancha ahora mismo no tiene precio, lo que favorecerá la presencia de especuladores y de compradores de otros países que tienen producto casi regalado".

     También ha señalado que con la medida "o se soluciona el problema de capacidad para asumir la entrada de uva de la nueva Campaña, por cuanto los alcoholeros no empezaría con esta medida hasta que acabasen con los orujos".

La medida puede afectar a las operaciones comerciales firmadas


     "Esta medida puede afectar gravemente a las operaciones comerciales ya firmadas, y a los calendarios de retiradas de producto", ha argumentado.

     En este contexto, entienden que "cualquier medida que se apruebe debería hacerse hacia la Campaña futura, con un análisis riguroso de sus posibles efectos y con consenso del sector de Castill La Mancha, que es la única región a la que se aplicaría".

     En todo caso, ha reiterado la voluntad de la Asociación Empresarial Vitivinícola "de colaborar en medidas que favorezcan al sector y que cuenten con el apoyo de todas las organizaciones, y sus asociados".