Las Delegadas del Gobierno andaluz y de Empleo visitan la Escuela Taller “Peñarrubia” en el Parque Guadalteba

0
10

Consorcio Guadalteva.- Las Delegadas han estado acompañadas en la visita por la Presidenta del Consorcio Guadalteba y Alcaldesa de Teba, Isabel Garnica, el Gerente del Consorcio, Antonio Retamero y el Director de la Escuela Taller, José Solís Romo.
Martel ha incido en el hecho de que este tipo de formación destinada a jóvenes desempleados promueve que “muchos jóvenes adquieran un adiestramiento profesional para después encontrar un empleo”, con la intención de impulsar para el futuro “una sociedad mejor formada”, destacando que se “repercute en las propias comarcas, porque se genera riqueza y empleo, manteniendo así la población en el territorio”.
Por su parte, la Delegada de Empleo ha señalado que uno de los objetivos de ofertar este tipo de enseñanza es fomentar “la igualdad de oportunidades”, ya que la formación para los jóvenes es fundamental para “tener una sociedad mejor formada y empresas más competitivas, mejorando así nuestra mano de obra”.

La Escuela Taller Peñarrubia, se encuentra prácticamente en el ecuador de su ejecución, ya que comenzó en noviembre del pasado año. En ella se imparten cuatro módulos, en las especialidades de “viverismo general”, “infraestructura de jardines”, “trabajos auxiliares de arqueología” y “fauna salvaje fluvial y palustre”. Cuarenta jóvenes desempleados/as, alumnos/as trabajadores/es, se benefician de esta formación remunerada, por la que además de aprender un oficio reciben un salario.

La especialidad de viverismo se fundamenta en la necesidad de producción de plantas para la restauración de cauces y riberas, siendo el propio vivero un recurso pedagógico, para lo que se cuenta con las instalaciones del vivero forestal de Ardales, además de las instalaciones del Parque Guadalteba en Campillos.
La especialidad en infraestructura de jardines tiene como finalidad la conclusión y mantenimiento de las zonas verdes comprendidas en el Parque Guadalteba, como son la terminación del Jardín Andalusí, y el mantenimiento del Jardín Botánico Mediterráneo como elementos complementarios al Centro de Interpretación Necrópolis Hispano-Visigoda, de cara a su explotación como recurso turístico y educativo.
Proseguir el conocimiento de la evolución histórica de la comarca mediante la prospección de enclaves arqueológicos como el Castillón de Gobantes, o acometer el inventario, limpieza y catalogación de los fondos públicos patrimoniales de la comarca, como medio para que los mismos permanezcan por ley en las zonas de la que proceden, y puedan ser expuestos y contribuir por tanto a la difusión histórica y cultural del territorio, son los cometidos por la especialidad de trabajos auxiliares de arqueología.
Para conseguir el objetivo propuesto se hace imprescindible contar con las aportaciones de la especialidad de fauna salvaje fluvial y palustre, que tiene como cometido el estudio, la catalogación y recuperación de la fauna asociada a las corrientes de agua, en especial de aquellas especies bioindicadoras del estado ecológico de las cuencas fluviales, como la nutria o el cangrejo autóctono de río; especies nativas hoy constreñidas a ámbitos muy reducidas debido al deterioro de su medio natural. El cangrejo ofrece, además de los beneficios de su reintroducción en el ecosistema, la posibilidad de su aprovechamiento económico mediante la astacicultura, y por tanto, la generación de empleo.
En proyectos anteriores puestos en marcha por el Consorcio Guadalteba, las especialidades propuestas se centraban en la recuperación y puesta en valor del patrimonio histórico, la actual Escuela se centra en la recuperación medioambiental del río Turón. De la capacidad de regeneración de este ecosistema y de la posibilidad de trasladar la experiencia a otras cuentas hídricas de la zona, como el río Guadalteba y el río Corbones, dependerá que los cursos fluviales cumplan su función como corredores ecológicos que interconectan espacios naturales, y mantienen la biodiversidad imprescindible para la supervivencia de las especies.
Las Escuelas Taller están destinadas a jóvenes desempleados/as menores de 25 años, tienen un periodo de duración de veinticuatro meses, disponen de una etapa formativa de seis meses de duración en la que se les asigna una beca de 9 euros por día de asistencia a clase (en las anteriores era de 6 euros) y en los 18 meses restantes, el periodo de alternancia formativa con la laboral, perciben mensualmente el 75% del Salario Mínimo Interprofesional.