Las diez autonomías del PP exigen una posición de Estado en defensa de la PAC

0
7

EFE.- Los consejeros de Aragón, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Extremadura, Galicia, Madrid, La Rioja, Valencia y Castilla y León constituyeron por consenso un grupo de trabajo, que se reunirá cada mes, para defender con una postura común los intereses de las regiones, agricultores y ganaderos.

Bajo la presidencia del titular de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, los consejeros criticaron que el Gobierno Central lleve cinco meses sin reunir a las autonomías para debatir sobre la futura PAC y plantearon cuatro iniciativas.

Así, decidieron exigir que en el debate de las perspectivas financieras, el Gobierno de España no permita que descienda la dotación económica de la política agraria.

En segundo lugar acordaron exigir al Gobierno un análisis de impacto económico del modelo que se propone y analizar los sectores más vulnerables.

En el tercer apartado, las Autonomías del PP apoyaron definir una posición negociadora española pactada con las comunidades autónomas en la conferencia sectorial.

Finalmente, se pronunciaron por conseguir una alianza estratégica con otros estados que puedan influir en las propuestas de la Comisión.

El presidente de la Comisión Mixta para la UE del Congreso y el Senado, Miguel Arias Cañete, explicó que la PAC es la gran perdedora y su marco financiero es preocupante.

Añadió que es necesario vigilar y corregir los proyectos de la nueva PAC para evitar que se generen "enormes distorsiones" entre las Comunidades Autónomas y entre los propios agricultores.

Por su parte, la consejera de Agricultura de Castilla y León, Silvia Clemente, insistió en que "es vital" defender la nueva PAC para que no lleve recortes, ya que el sector agrario es el único que puede perder financiación.

Clemente criticó el hecho de que el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) lleve cinco meses sin reunir a las Comunidades Autónomas para analizar y defender el contenido de la nueva PAC y exigir financiación suficiente.

Asimismo, rechazó la consejera que la reunión de las diez Autonomías del PP tenga un objetivo político ajeno a los intereses de los sectores agrario y ganadero de las regiones implicadas.

La Política Agraria Comunitaria "es muy importante", y más en la coyuntura actual, para los intereses y el futuro de España, suscribieron los consejeros reunidos, quienes recordaron que España recibe de estas políticas 7.500 millones de euros (más de 1.300 millones para Castilla y León), a repartir entre más de 900.000 agricultores y ganaderos.

Después de Francia, España es la segunda nación en volumen de fondos recibidos, fundamentales para mantener y crear empleo en el medio rural y fomentar el mantenimiento de la población, según fuentes del grupo de trabajo.