Las dos mayores cooperativas de Menorca inician un proceso de colaboración

0
6

    "Garantizar la superviviencia del campo de Menorca constituye el objetivo de esta nueva etapa", declaró Carlos Taltavull, presidente de Sa Cooperativa del Camp de Menorca, que inició su actividad el pasado 1 de enero tras la fusión -aprobada en diciembre pasado- de la Cooperativa Agrícola Sant Guillem i Santa Escolástica de Ciutadella con la Cooperativa Agrícola Sant Llorenç de Alaior.

     El presidente de Coinga, Lorenzo Lafuente, manifestó que "en el actual entorno, tan complicado y difícil para cualquier explotación ganadera o agrícola de Menorca, ambas cooperativas queremos sumar esfuerzos en todos los ámbitos que influyen sobre estas fincas para conseguir que sean sostenibles".

     Aludió a "la mejora de los precios en las compras y servicios a las fincas, y nuevas fórmulas de comercialización de los productos, porque son muchos los ámbitos en los que ambas cooperativas pueden sumar esfuerzos".

     En el comunicado conjunto difundido por los consejos rectores de ambas cooperativas explicaron que "se han dado los primeros pasos para combinar la comercialización en conjunto de los productos a través de acuerdos con grandes cooperativas de la península".

     Al mismo tiempo se establecieron contactos para exportar fuera de España "sumando sinergias destinadas a potenciar el comercio de nuestros productos fuera de Menorca, al ser muy valorados por su calidad y diferenciación".

     El comunicado, distribuido bajo el lema "Decididos a cambiar el rumbo", subrayó que "el objetivo de los consejos rectores consiste en sumar para hacer sostenibles y rentables las fincas menorquinas".