Las empresas alimentarias se comprometen a reducir su impacto medioambiental

0
11

EFE.- La industria alimentaria ha presentado, en colaboración con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, un plan con un conjunto de retos para impulsar una obtención de alimentos y bebidas más “eficiente” desde el punto de vista ambiental, en colaboración con el resto de los sectores de la cadena productiva.

La presentación se ha celebrado durante la inauguración del congreso de la FIAB con el lema “Alimentamos un futuro sostenible”, que incluye el “Envifood Meeting Point”, un punto de encuentro entre empresas alimentarias y firmas dedicadas a soluciones ambientales.

El director general de FIAB, Horacio González-Alemán, ha explicado que los principales objetivos son: alimentar a una población creciente en un entorno de escasez; ahorrar y conseguir más eficiencia en el consumo de agua y de energía, mitigar el cambio climático y el impacto ambiental de los envases.

González Alemán ha destacado también la necesidad de mantener la “competitividad industrial” en un entorno de incertidumbre jurídica y dependencia energética.

En este punto, el responsable de FIAB ha mostrado su preocupación por las políticas del Ministerio de Industria.

Esta patronal está preocupada, por ejemplo, por la reducción de las ayudas a la cogeneración.

Tanto la FIAB como el secretario general de Agricultura del Ministerio, Carlos Cabanas, han destacado la importancia de reducir el desperdicio alimentario, en colaboración con agricultores, cooperativas y la distribución.

Cabanas ha subrayado que FIAB, en representación de las empresas alimentarias, es uno de los “líderes” en la prevención de los efectos adversos en el medioambiente y ha valorado su plan, que implica “reducir insumos y emisiones” de gases efecto invernadero.

Además, según Cabanas, el 54 % de los consumidores tiene en cuenta el compromiso ambiental de las empresas a la hora de realizar sus compras.

La iniciativa está enmarcada dentro del marco estratégico que FIAB dio a conocer en marzo, junto con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el objetivo de crear 60.000 empleos en seis años y crecer en ventas al ritmo del 4 %.

González Alemán ha expuesto avances de estas empresas en materia de disminución del impacto ambiental.

Por ejemplo, las industrias agroalimentarias redujeron un 33 % su consumo de agua entre 2006 y 2010.

En el caso de los envases, en 15 años se ha incrementado su reciclaje en más de un 70 %, lo que convierte a España en “uno de los países más cumplidores” en este ámbito.

La fabricación de alimentos y bebidas es el primer sector industrial nacional, con una facturación superior a los 90.000 millones de euros, cerca de medio millón de empleos y más de 29.000 empresas.