Las empresas comercializadoras pierden 2.000 empleos por la crisis del pepino

0
2

EFE.- El gerente de Ecohal, Alfonso Zamora, ha explicado a Efe que la paralización del mercado exportador de productos hortofrutícolas ha obligado a las empresas comercializadoras a prescindir de parte de sus empleados habituales, que en su gran mayoría son eventuales o fijos-discontinuos.

"Se ha dejado de llamar a gente, que en circunstancias normales estaría trabajando, y por otro lado se ha dado de baja a empleados que desarrollaban su actividad antes de la crisis por el fin anticipado de campaña", ha explicado Zamora, quien ha cuantificado la pérdida total de empleo en unas 2.000 personas.

El gerente de Ecohal, cuyas empresas asociadas comercializan 1.500 millones de kilogramos de productos hortofrutícolas y facturan unos 1.000 millones de euros al año, ha afirmado que las exportaciones siguen "totalmente paralizadas", a pesar de que la Comisión Europea levantó la alerta sobre los pepinos españoles el pasado miércoles.

"Sólo salen a cuentagotas algunas partidas de melón y sandía" a países como Inglaterra o Francia, mientras que el mercado alemán, principal cliente del sector hortofrutícola español, sigue cerrado, ha asegurado Zamora.

Esta situación obliga a las empresas a "seguir deshaciéndose de toneladas" de productos "altamente perecederos", como pepino, tomate y calabacín, lo que hace que las pérdidas para el sector sigan acumulándose.

Zamora ha señalado que las empresas de Ecohal han decidido destruir los productos ante notario para tener todas las garantías para la presentación de "reclamaciones judiciales" ante las autoridades alemanas, que levantaron la voz de alarma de manera precipitada sobre los pepinos españoles.

El gerente de Ecohal ha criticado la "falta de rigor de la administración", que todavía no ha puesto a disposición del sector un modelo único para la cuantificación de pérdidas.

La Junta de Andalucía ha promovido un formulario para este fin, pero aún se desconoce si cuenta con el visto bueno definitivo del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), ha advertido Zamora.