Las exportaciones de albaricoque de Murcia representan el 38% del total de España

0
18

    La mayor superficie de cultivo de albaricoque (76 por ciento) se localiza en las comarcas de la Vega del Segura y Noroeste, con variedades como Mauricios, Valencianos, Búlida, tanto para consumo en fresco como para industria. En las comarcas de Río Mula y Altiplano se cultivan otras variedades como Real Fino.

    Según datos del aforo de cosecha, realizado por técnicos de los Servicios de Asociacionismo Agrario y Estadística y de las Oficinas Comarcales Agrarias de la Consejería, la producción de albaricoque para la campaña de 2013 se ha estimado en 79.790 toneladas, lo que significa que ha aumentado un cinco por ciento respecto a la cosecha del pasado año.

   García Lidón resaltó que “los albaricoques tempranos aumentan su producción en un seis por ciento, lo que supone unas 20.895 toneladas”. En este sentido, apuntó que “dentro de este grupo, se está llevando a cabo una reconversión varietal, con el arranque de Valencianos y Mauricios, lo que ha supuesto una reducción del 20 y el 38 por ciento, respectivamente”. En concreto estas variedades han sido sustituidas por otras, como la serie Mirlo (blanco, naranja y rojo) obtenidas por el CEBAS, y otras como Mogador, Kov, Colorado y Madison.

   Con la entrada de estas nuevas variedades tempranas se prevé un aumento de la producción en un 21 por ciento. El grupo de albaricoque de media temporada también aumenta su producción en un 34 por ciento, debido a la implantación de nuevas variedades tales como Rojo Pasión, Murciana, Dorada y Amber Cot, entre otras.

El albaricoque en la UE

   Según datos de la entidad estadística dependiente de la FAO (FAOSTAT) correspondientes a la campaña de 2007, la superficie de albaricoque en la Unión Europea era de 77.244 hectáreas, distribuida en 16 países. De estos, Italia y España son los estados miembros que mayor superficie ostentan, con 19.595 y 18.727 hectáreas, respectivamente, lo que representa el 25 y el 24 por ciento del total. Le siguen Francia, Bulgaria y Grecia, con el 18, 9 y 8 por ciento de la superficie total europea, respectivamente.

   Según esta misma fuente, la superficie de albaricoque cultivada en el mundo asciende a 485.747 hectáreas distribuidas en 69 países. España es el octavo país con mayor superficie dedicada a este cultivo.