Las fuertes granizadas se convierten en el mayor problema de los cultivos tras la sequía

0
19

     Tormentas acompañadas de granizo castigaron de nuevo el pasado miércoles día 2 puntos de las Garrigues y también del Baix Segre. En concreto y, a falta de datos más precisos por parte de los sindicatos agrarios o la Generalitat, la piedra cayó con fuerza acompañada de agua en las Borges Blanques pocos minutos después de las cuatro de la tarde. Los cultivos de fruta dulce se vieron gravemente afectados por el granizo ya que provocó fuertes golpes en la fruta.

      Según han s señaldo desde ASAJA, el tamaño de la piedra fue de entre un garbanzo y una nuez y los daños son cuestiososo, sobre todo porque toda la futa dañada no podrá ser vendida. Por otra parte, poco después de las dos de la tarde, en la zona de Seròs, en el Baix Segre, también cayó granizo acompañado de agua. Se trata de la décima granizada de este año que afecta Lleida.

      Asimismo, pasadas las dos de la tarde una primera tormenta de agua mezclada con piedra afectó la zona del Baix Segre, especialmente el término de Seròs (Segrià), además de varios municipios de la Franja. Pasadas las cuatro y cuarto otra granizada cayó en les Garrigues, con el epicentro en las Borges Blanques, aunque también afectó al término de Juneda. La tormenta dañó explotaciones de fruta dulce de melocotones y nectarinas, la cosecha de los cuales había comenzado hacía pocos días, además de manzanas y peras, que debían comenzar a cosecharse pronto.

     Pasada la tormenta en les Garrigues, poco antes de las seis de la tarde, cuatro tormentas simultáneas afectaron de nuevo la zona del Baix Segre, al sur de la comarca del Segrià, con un radio importante de afectación, según indicaron desde ASAJA. Entre otros, municipios como Sunyer, Alfés o Torres de Segre sufrieron los efectos de estas nuevas tormentas acompañadas de granizo.

      Desde este sindicato destacaron, a la espera de conocer con más exactitud la afectación total, el alcance importante de los daños causados por estas últimas tormentas de granizo en cultivos de frutales, sobre todo en fruta de hueso, que en esta zona se encuentra en plena cosecha.

Piden una reunión para analizar los daños en Castilla y León

      Por su parte, as fuertes tormentas de lluvia y pedrisco de los últimos días han supuesto un nuevo varapalo para los cultivos de distintas localidades de Castilla y León, principalmente afectadas están las provincias de Zamora, Salamanca, Soria, Segovia, Burgos y Valladolid. Los cultivos que más han sufrido han sido los cereales, el girasol así como otros cultivos de regadío, que se encuentran en un momento crítico de su ciclo vegetativo y en los que cualquier daño afecta de una forma muy importante a su rendimiento posterior.

      Ante esta situación, UCCL, solicita una reunión urgente con la Consejería de Agricultura y Ganadería para poder evaluar y valorar los daños causados en los cultivos,  tanto por las últimas tormentas como por la sequía anterior. Esta Organización considera que se debe llevar a cabo "una rápida y seria evaluación de  los daños reales producidos y poner en marcha, si la gravedad de la situación lo aconseja, medidas para paliar los perjuicios generados a los agricultores afectados".
 
     Así mismo, en la reunión de  la Comisión Territorial de Seguros Agrarios  de Castilla y León, de la que la Unión de Campesinos de Castilla y León forma parte, que tendrá lugar  el próximo día 17 de julio, "esperamos poder analizar el grado de aseguramiento, siniestralidad y problemática específica de esta campaña agrícola, a la vez que aprovecharemos para elevar nuestra propuesta de incremento de rendimiento de determinados cultivos asegurables que están muy por debajo de la realidad", aseguran en una nota.

Reclaman a Agroseguro que perite con sensibilización y rapidez

     Asimimso, La ALIANZA UPA-COAG pide a Agroseguro que ante los elevadísimos daños provocados en las últimas horas por las tormentas de granizo en  varios municipios de la región se realice una peritación de los daños con la máxima sensibilidad y acorde al enorme perjuicio sufrido.

     Son cuantiosos los daños ocasionados en términos municipales de casi toda la región, y especialmente en varios municipios de  provincias como Soria, Salamanca, Palencia  y Valladolid, en parcelas de cereal, girasol, legumbres y regadío, quedando materialmente destrozadas por las fortísimas tormentas de pedrisco.   

       La organización lamenta "este nuevo varapalo meteorológico que vuelve a castigar al sector agrario regional, una vez que hemos sufrido las consecuencias de una terrible sequía que ha ocasionado unas producciones de cereal muy por debajo de lo que es habitual".

     A los elevadísimos costes de producción por los inputs y tratamientos contra plagas, el daño de los topillos y una cosecha muy baja por la sequía se suma ahora esta circunstancia que se puede volver a repetir en las próximas horas, "lo que será sin duda la puntilla definitiva para cientos de agricultores castellanos que han sufrido una campaña cerealista aciaga".