Dicen que nunca llueva a gusto de todos, pero en este caso parece que la satisfacción por las ultimas lluvias caídas en media España sí ha contentado a todo el sector agrario, que valoran los beneficios que representará para sus cultivos este aporte extra de agua, aunque se coincide en que no hay relajarse y seguir estudiando medidas para paliar los efectos de la sequía.

Así, UPA-Murcia ha calificado este miércoles 30 las lluvias caídas como “muy beneficiosas para el campo” y ha añadido que, por una vez, “la meteorología ha venido a tapar las deficiencias de la planificación hidrológica, con unas lluvias que pueden suponer la salvación transitoria de muchos cultivos y producciones”.

Alivio para el almendro y el olivar der Murcia y no se descarta retrasar la vendimia en la región

Según UPA, con estas precipitaciones, generalizadas aunque con diversidad intensidad en toda la Región, se produce un gran beneficio para la totalidad de cultivos y producciones agrícolas, si bien no se van a materializar aportaciones a los pantanos que permitan abandonar la situación de emergencia en la Cuenca del Segura.

En el Noroeste y el Altiplano las lluvias suponen, según UPA, un gran alivio para las plantaciones de almendro, en situación precaria por la sequía y ausencia de precipitaciones y para el olivar, cuyas producciones se estaban viendo muy afectadas y que podrán experimentar una cierta recuperación de cara a la mejora de la calidad y cantidad de la cosecha.

En cuanto al cultivo de la Vid, los efectos de la lluvia también serán beneficiosos, tanto para la viña como para la cosecha, siempre que tras este episodio de lluvias la climatología permita que desparezca la humedad. La vendimia podría retrasar su inicio algunos días.

En el caso de la Vega del Segura estas lluvias son “absolutamente beneficiosas” para los principales cultivos, como los frutales y los cítricos, especialmente también para la cosecha de estos últimos cuya recolección se iniciará en las próximas semanas.

Alicante recibe las lluvias caídas con satisfacción por los beneficios que acarreará a muchos cultivos

Por su parte, desde Asaja Alicante se valorar las lluvias recogidas, que han proporcionado a los agricultores del centro y sur de la provincia un importantísimo balón de oxígeno tras uno de los veranos más secos y calurosos de los últimos años, con el agravante añadido de que la región permanece con el trasvase Tajo-Segura cerrado desde el mes de mayo.

La Granada Mollar de Elche es uno de los cultivos más favorecidos por las lluvias, ya que se encuentra terminando el ciclo y el agua que ha recibido impulsará la calidad y los calibres. Asimismo, según afirma Pedro Valero, presidente de Asaja Elche, “las precipitaciones van a ser positivas para preparar la tierra de cara a las plantaciones de invierno, puesto que se encontraba extremadamente seca y sin nada de humedad, algo que favorecerá a la cosecha de la alcachofa y a que se almacene algo de agua en el Hondo, duramente castigado este verano”.

La comarca de la Vega Baja, que ha registrado una media de 20 litros por metro cuadrado, también ha recibido las lluvias “como oro caído del cielo” y van a suponer un “importantísimo balón de oxígeno” para las plantaciones de la alcachofa y los cítricos. “La campaña de alcachofa se inició con mucho miedo e incertidumbre por parte de los agricultores ante el seco verano y la situación de trasvase cero que sufrimos desde el mes de mayo. Aunque ni mucho menos estas lluvias han traído una solución al grave problema de déficit hídrico de la zona, sí nos han dado una pequeña tregua para finalizar el verano. Lo que no sabemos es como encararemos el otoño sin una gota de agua y con el trasvase cerrado a cal y canto”, afirma el presidente de Jóvenes Agricultores ASAJA Alicante, Eladio Aniorte.

Por su parte, la uva embolsada del Medio Vinalopó ha recibido la lluvia con el temor de que pueda perjudicar a las variedades que se encuentran ahora en recolección y en situación óptima de maduración, como son la Italiana, Red Globe o Doña María, y habrá que esperar unos días para valorar si ha ocasionado rotura de granos o alguna otra merma. Sin embargo, como apunta el presidente de ASAJA Novelda, Pedro Rubira, “esta agua es extraordinariamente positiva para la uva embolsada variedad Aledo, la uva de Nochevieja, ya que, además de que le va a ahorrar casi un riego, ha lavado el bulbo de la planta y eliminado las sales, lo que se va a traducir en un gran aporte de calibre y calidad”.

Málaga celebra las lluvias caídas, que benefician al olivo de mesa y refuerza los embalses de la zona

Asimismo, desde Asaja Málaga se valora que la Depresión Aislada en Niveles Altos (Dana) en la provincia de Málaga ha dejado un balance positivo para los agricultores de la zona, tal y como explica su presidente, Baldomero Bellido.

La mayor parte de las lluvias caídas se concentraron en la comarca de Antequera donde se llegaron a registrar episodios leves de granizo, que no han sido tan virulentos como para provocar destrozos en las cosechas, y que han podido ser absorbidos de manera “positiva por los cultivos”, según detalla Bellido.

Los agricultores malagueños se encuentran en plena recolección de almendra, viña y mango, cultivos que no se ven afectados por este fenómeno, más allá del parón de uno o dos días que sufra la viña en la zona norte.

El cultivo más beneficiado por estas lluvias ha sido el olivo de mesa. Y es que los árboles estaban sufriendo la prolongada sequía que se ha visto, en parte, paliada en la zona norte de Málaga.

En este caso, el fenómeno ha afectado sobre todo a la localidad de Bobadilla, donde se han llegado a registrar cerca de 80 litros por metro cuadrado. Por otra parte, los embalses han visto afectados sus caudales, siendo el más destacado el del Guadalhorce que ha llegado a incrementar en 1 hectómetro su contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here