Las huellas de la historia, un revulsivo para el presente del medio rural

0
10

   Por ello, desde el propio territorio se han propuesto, tal y como explica a Efeagro una de sus responsables, Esther Rubio, usar "la Celtiberia como excusa para dinamizarlo".

    Una de sus propuestas ha sido el desarrollo de unas jornadas de "arqueoturismo" para ofertar los recursos arqueológicos y la historia de la zona a oficinas de turismo, investigadores y público en general con el fin de mejorar las visitas, explica Rubio.

    "En los últimos cinco años -añade- se ha difundido la idea de enseñar la historia más allá de en los museos", a través de nuevos formatos como las actividades lúdicas o las nuevas tecnologías de la información.

    De esta manera es más fácil acercar la historia a la gente joven y a las familias con niños, "a los que se permite explorar las vivencias de los yacimientos con los cinco sentidos".

    El presidente de la Diputación de Soria, Antonio Pardo, afirma a Efeagro que recuperar el patrimonio histórico y conseguir más visitas es uno de sus objetivos.

    Según Pardo, la institución provincial es propietaria de un nuevo recurso turístico de este sector, el Museo "Magna Mater" de las Cuevas de Soria que, desde su inauguración el pasado julio, ya supera las 4.000 visitas.

    En esta provincia se ubican varios yacimientos arqueológicos, como el de Thiermes, donde el arqueólogo Víctor Mayoral, tras años de gestión didáctica de varios de ellos, ha creado una empresa de rutas en 4 x 4 para hacer aún más próximos a los viajeros los atractivos naturales y culturales.

    Aunque "en estos momentos nada está boyante", detalla que el yacimiento de Thiermes atrae a unos 20.000 visitantes al año, fundamentalmente de gente interesada en la cultura " si bien en temporada alta llega público más diverso y con menos conocimientos previos.

    Mayoral cree que "el arqueoturismo está abandonado", por lo que reclama más inversión con el fin de evitar que un recurso turístico "tan bueno" se quede "semiperdido"

    Desde la Diputación de Jaén, por ejemplo, se impulsa la "Ruta de los castillos y las batallas", un itinerario que enlaza algunos de las numerosas edificaciones de la provincia de Jaén y de las provincias limítrofes de Ciudad Real y Granada.

    El viaje comienza en el Conjunto Arqueológico de Alarcos, en la provincia de Ciudad Real, y termina a los pies de la Alhambra, y se oferta como un "testimonio de paz y entendimiento".

    En esta ruta, el turista puede desentrañar, además, las consecuencias de tres batallas claves para la historia de España: la de Baécula, que determinó en 208 ac., el origen de la Hispania Romana; la de las Navas de Tolosa (1212), fundamental en la reconquista cristina; y la batalla de Bailén, en 1808, en la que se venció a las tropas de Napoleón.