Las jornadas de la matanza sirven para impulsar la calidad del turismo rural de CyL

0
18

    Además el delegado del Gobierno ha asegurado que Castilla y León ofrece un turismo de calidad y variado.

    Las jornadas gastronómicas de la matanza en El Burgo de Osma surgen en la década de 1970 con la convocatoria de un concurso de cocina sobre los platos típicos soriano muchos de los cuales tienen al cerdo y sus derivados como el ingrediente principal.

    Por una fuerte expansión, el certamen gastronómico llega a albergar a 800 comensales, una vez que se celebra en un antiguo granero que después fue local de un supermercado.

    El Burgo de Osma, a raíz de estas jornadas gastronómicas, se hermana con municipios vinculados a la industria chacinera, como San Pedro Manrique y Ólvega, en la misma provincia, además de Montánchez, Guijuelo, Vic, Jabugo, Candelario, Noreña y Cantimpalos.

    Después de unieron en el hermanamiento otras ciudades, entre ellas la mexicana de Puebla de los Angeles. En la década de 1990, las jornadas, que se trasladan a un nuevo emplazamiento en El Burgo de Osma, es cuando alcanzan un cariz más cultural y ya en el siglo 21 nace el Museo del Cerdo, un espacio destinado a recopilar el material bibliográfico, artístico y etnológico atesorado por los organizadores.

(Foto: diariodelduero.com)