Las Lagunas de Ruidera, reconocidas hoy como lugar singular único en el mundo

0
17

EFE.- El Gobierno ha autorizado la inclusión de las Lagunas de Ruidera en la Lista de Ramsar, una figura de protección que reconoce los humedales de importancia mundial, especialmente como hábitat de aves acuáticas.

Las Lagunas de Ruidera constituyen un tipo de ecosistema húmedo poco común, como reconocía en su día el expediente presentado para su declaración por el Gobierno de Castilla-La Mancha.

Este espacio natural ocupa una superficie de 3.772 hectáreas de terreno que se dividen entre los términos municipales de Argamasilla de Alba, Alhambra, Villahermosa, Ruidera y Ossa de Montiel, en las provincias de Ciudad Real y Albacete.

Su formación se produjo como drenaje natural de una buena parte del acuífero del Campo de Montiel y en ellas destaca la presencia de bicarbonato cálcico en las aguas de infiltración subterránea del acuífero que forma precipitados de caliza cuando las aguas afloran en las lagunas.

Ruidera conforman un sistema fluviolacustre de insólita belleza paisajística formado por una sucesión de represamientos de agua que, a modo de lagunas, se instalan en el curso superior del Alto Guadiana.

El resultado es un paisaje espectacular, de aguas remansadas de forma natural, con cascadas y flujos constantes de aguas

El origen, funcionamiento y estructura actual de este humedal son el resultado de la acción conjunta durante miles de años de fenómenos modeladores de carácter físico-químico del terreno.

El conjunto del humedal tiene aproximadamente unos de 25 kilómetros de recorrido, en los que en un desnivel de 120 metros se van situando 15 lagunas interconectadas.

El humedal mantiene una alta diversidad de taxones autóctonos de peces, mariscos y otros invertebrados acuáticos, además de plantas y vertebrados, mucho de los cuales, son endémicos.

Desde hace unos años, coincidiendo con el ciclo húmedo que se ha registrado en España, las lagunas ofrecen imágenes muy refrescantes, con todas sus lagunas vertiendo agua unas sobre otras.

Este hecho, unido a que el parque está considerado una zona de importante de ocio para las provincias de Ciudad Real y Albacete, le ha convertido en punto de encuentro de miles de turistas, lo que le lleva a superar cada año las 500.000 visitas.