Las lluvias dejan sin recoger 10.000 hectáreas de maíz y 160.000 toneladas de remolacha

0
178

    Por otra parte, la ALIANZA UPA-COAG considera que este elevado régimen de lluvias está resultando especialmente positivo para los pastos y por lo tanto para la ganadería, ya que se está garantizando el alimento de los animales tras un año como el pasado, especialmente duro para los productores por la sequía en zonas ganaderas.

    Además resulta muy positivo el nivel actual de almacenamiento de agua en los embalses de la región ya que alcanza el 74%, lo que representa tres puntos por encima de la media de los últimos diez años, garantizándose la campaña de riego en toda la cuenca del Duero.

    Respecto al sector cerealista, muy importante para Castilla y León, las elevadas precipitaciones están siendo beneficiosas, especialmente para las siembras tempranas. Así y todo hay terrenos que están sufriendo un excesivo encharcamiento de agua con riesgo de podredumbre, que afecta directamente a la raíz de la planta, en aquellos cultivos que no se desarrollaron convenientemente.