Las lluvias y el tiempo fresco retrasan el cierre de la campaña del cereal en Navarra

0
30

GOBIERNO DE NAVARRA.-El periodo comprendido entre los días 15 y 22 de julio se caracterizó por el predominio de días nublados y viento norte, temperaturas, tanto diurnas como nocturnas, más frescas que las propias de esta época, y registro de precipitaciones débiles en general, salvo en la zona norte de la Comunidad, donde han sido más significativas.

Este cuadro meteorológico ha impedido llevar a cabo labores de recolección en las áreas cerealistas y ha retrasado el final de la campaña de cereales y leguminosas. Por el contrario, las lluvias fueron bien recibidas por cultivos de verano en secano (girasol, maíz forrajero, patata de siembra), así como por pastos y praderas de las zonas ganaderas.

La cosecha de cebada y avena se da por finalizada y de la de trigo faltan algunas parcelas por recolectar pero se confirman los buenos pesos específicos con rendimientos entre los 4.250 y 5.250 kilogramos por hectárea en la Cuenca de Pamplona y Pirineos, y entre los 3.500-4.500 Kg./ha en zonas frescas de Navarra Media y Tierra Estella. Los resultados sitúan las producciones por debajo de la campaña pasada, pero en torno a la media de los últimos años.

Las lluvias de la última quincena han favorecido al desarrollo de las patatas con destino a la multiplicación de variedades en las zonas de Salazar, Aezkoa y Erro, donde las variedades más tempranas presentan un buen desarrollo vegetativo y se encuentran inmersas en plena floración.

Regadío. El descenso de las temperaturas ha provocado una ligera ralentización del desarrollo de los cultivos, que en general presentan cierto adelanto respecto a campañas pasadas. A las alubias verdes para la industria que ya están nacidas les cuesta desarrollarse, lo que hace necesario aportes extras de fertilizantes foliares que estimulen su crecimiento. En el tomate para conserva son muchas las parcelas en las que el color verde del fruto ya está virando hacia el rojo-anaranjado como preludio de los estados de la maduración, lo que llevará a que el inicio de campaña de recolección sea, conforme a la programación de las industrias transformadoras, en la primera semana de agosto. En los pimientos, la ligazón y cuajado de las primeras floraciones ha sido muy alta y el desarrollo de los frutos es bueno.

En el maíz son muchas las parcelas que ya han exteriorizado sus órganos florales y en las más adelantadas se desarrolla el grano. En la zona de Tierra Estella, Cabredo y Marañón, los cultivos típicos como la patata de siembra y remolacha siguen una evolución favorable.

Siembras y plantaciones. La atención en estas tareas se centra por estas fechas las crucíferas, que han entrado en plena campaña de plantación. Las superficies que se destinarán a estas hortalizas serán similares a las de campañas pasadas o quizá algo superiores. La superficie que ocupará la coliflor se verá considerablemente incrementada, manteniéndose más estable la destinada al bróculi, por la demanda proveniente de las industrias congeladoras. La siembra de alubia verde con destino a la industria llega a su fin; esta semana finalizarán estas tareas de implantación.

Recolecciones. Continúa la recolección de calabacín con buenos rendimientos, y se han practicado los primeros pases de recogida en la berenjena con bastante fruto, si bien algo menudo de tamaño. En la patata de media estación los rendimientos están siendo altos y la calidad muy buena.

Invernaderos. las instalaciones de cultivo de pocha de verano finalizan su recolección, y en la alubia verde para fresco se siguen realizando pasadas de recogida con cierto ánimo de mercado. El pimiento verde, tipo dulce italiano, cultivado bajo techo, también está en plena campaña con resultados satisfactorios, hasta la fecha.

Frutales. En pera, se da por finalizado el aclareo de variedades más tardías como la Conferencia, y la recogida de las variedades tempranas, tipo, Red-Barlet, Ercolini, etc, y se inicia la recolección de variedades más abundantes como la Limonera. En el melocotón, se han recogido las plantaciones de Catherine, destinadas en gran medida a la industria conservera, y se han comenzado a recolectar las primeras variedades de la gama Baby-Gold más solicitadas por el mercado en fresco. Hasta la fecha, ambos destinos muestran una demanda satisfactoria para el productor. La manzana, de recolección más tardía, muestra un buen desarrollo. En todas las especies la carga de fruta está siendo buena y la sanidad de los frutos muy alta.