Mujeres agricultores, agrupados bajo la bandera de los pañuelos negros ha realizado este sábado 13 una nueva protesta para desafiar a los funcionarios públicos y electos por la crisis que aún padecen en muchas zonas del país.

Este movimiento fue creado hace un año, en verano, por el precio de la leche. Pasado este tiempo consideran que “la situación no ha mejorado, ni mucho menos, y la situación de nuestras granjas se está convirtiendo en una situación cada vez más difícil de sostener”.
Los agricultores se quejan de que la prometida ayuda no llega y que ya no pueden aguantar mucho más. A esto se le suma que cada vez hay “más y más suicidios entre los agricultores, porque las granjas son insolventes”, lo que ha provocado que las mujeres también hayan decidido salir a la calle y formar “un grupo solidario” para defender los derechos de sus maridos.
Este colectivo de mujeres aglutinadas en sus pañuelos negros reconocen que quieren desafiar el nuevo gobierno y presionar a los candidatos de cara a las elecciones legislativas del mes de junio. “Nos hemos encontramos con todos ellos, uno después de otro, y todos prometen mucho pero no hacen nada”. Por eso, han salido a la calle, para explicar sus vidas y la crisis que padecen sus explotaciones a la gente, para que conozcan la realidad “de un campo que se muere”, y en demasiadas ocasiones de una manera demasiado literal.
(Texto y foto: www.lamanchelibre.fr)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here