Las pérdidas directas por la sequía en el campo alicantino ascienden ya a unos 74 millones

0
1

     Según, Llaudadors, en la ganadería extensiva, sólo en los sectores de ovino-caprino y vacuno es de cerca de 3 millones de euros. A todas ellas hay que sumarle las pérdidas previsibles y no cuantificables de momento en la apicultura, en el cultivo de la viña, la fruta de verano o las hortalizas y muy posiblemente en la ganadería intensiva si no llueve.

El cereal se da ya prácticamente por perdido

     En el cereal se da prácticamente por perdida la totalidad de la cosecha, en frutos secos hay almendras secas en los árboles y en algunas zonas los árboles pueden morir ante la falta de agua, en el cultivo del olivo actualmente en fase de floración y cuajado la merma de la cosecha siguiente será muy significativa. En la fruta de verano se observa falta de calibre y la viña tiene una deficiente brotación. La ganadería extensiva sufre la falta de pastos naturales y el incremento en la compra de pienso. 

    La sequía conlleva unas claras repercusiones en el sector agrario alicantino tanto para las zonas de regadío como para las de secano. En las de regadío provoca una disminución del nivel de los acuíferos y una salinización de los pozos de riego en las zonas litorales, un aumento de las plagas, el incremento de los riegos y consiguiente aumento del coste energético en un momento donde las tarifas eléctricas tienen un precio muy elevado y un incremento de las plagas y la pérdida en cantidad y calidad de la producción que son todavía más significativas en las zonas de secano y a las que debemos añadir la previsible pérdida de arbolado.

      Ramón Mampel, Secretario General de LA UNIÓ, afirma que “ya hemos traslado nuestra propuesta de medidas urgentes a adoptar tanto al president Alberto Fabra como al conseller José Ciscar porque en los sectores agrícola este período de sequía y altas temperaturas persistentes está provocando numerosas pérdidas que van a tener una repercusión directa en la disminución de ingresos de los agricultores que conlleva un mayor endeudamiento y, por tanto, una pérdida de la capacidad de invertir en el cultivo en particular y en la explotación en general”. 

Medidas generales que solicita LA UNIÓ

     Ante esta situación, LA UNIÓ reclama una serie de medidas a las dos Administraciones (Gobierno central y Generalitat) para paliar estas importantes pérdidas, tanto con carácter general para todos los cultivos y sectores ganaderos afectados como específicos para algunos.

1. Constitución urgente de una Comisión de Seguimiento de la Sequía, compuesta por las entidades representativas de los sectores afectados por analizar la evolución de la sequía y proponer medidas preventivas y compensatorias

2. Concesión de ayudas directas a las explotaciones con daños por sequía por los incrementos de los costes.

3. Concesión de ayudas de Estado (ayuda de minimis): 15.000 € por empresa agraria en tres años. Se pueden conceder el primer año o repartido entre los tres (Reglamento (UE) n º 1408/ 2013 de la Comisión de 18 de diciembre del 2013)

4. Reducción del módulo en el IRPF para las explotaciones y actividades agrarias afectadas

5. Condonación (en ningún caso exención) del pago del Impuesto de Bienes Inmuebles de naturaleza rústica correspondiente al ejercicio 2014. Se trata de un tributo local, que la pérdida de ingresos de los ayuntamientos y diputaciones provinciales sean compensados con cargo a los presupuestos generales del estado y, en aquellos casos que se haya realizado el pago del mismo, se realice un retorno del importe.

6. Bonificación del 100% en el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social por contingencias comunes correspondientes al periodo comprendido entre abril de 2014 y mayo de 2015, ambos incluidos

7. Exenciones para el año 2014 del canon de regulación y tarifa de utilización del agua establecido por la Ley de Aguas para las explotaciones de regadío

8. Reducción de las tarifas eléctricas para el riego mediante Decreto-

9. Puesta a punto y mantenimiento de los pozos de sequía

10. Establecimiento de una línea de préstamos ICO con interés subvencionado para los afectados por la sequía: explotaciones de vacuno, ovino, caprino, equino y porcino en régimen extensivo o apicultura, explotaciones agrícolas de secano y las de regadío afectadas por la sequía (incremento de riegos). El plazo de devolución será de cinco años, con dos de carencia en el pago del principal y de los intereses, que han subvencionar hasta el 75% y sin coste de avales (asumido por SAECA)

     De cara al cultivo de cereal recaman las siguientes medidas específicas:

1. Poder labrar la superficie sembrada para dejarla en barbecho antes de finalizar el periodo obligatorio que se establece por cumplir con la condicionalidad

2. La Conselleria de Agricultura, de oficio, permita la entrada de ganado en las parcelas sembradas sin que esto afecte al cumplimiento de la condicionalidad

    También piden medidas específicas para los cultivos de frutos secos:

1. Ayudas al arranque y a la reposición del potencial de producción agrícola dañado por la sequía (arranque y reposición de plantas), cofinanciadas por la Administración General del Estado y las Comunidad Autónomas. (Apartado b del punto 1 del artículo 18 del Reglamento (UE) nº 1305/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo de 17 de diciembre del 2013)

      Medidas específicas para la ganadería extensiva

1. Ayudas a los ayuntamientos para la construcción de abrevaderos o mejorar los actuales puntos de suministro.

2. Ayuda directa por los costes adicionales de la alimentación a consecuencia de la sequía (se incluye la apicultura)

3. Autorización de oficio para permitir pastar en parcelas sin afectar a la condicionalidad ni a las ayudas PAC

     Medidas generales a adoptar sobre el recurso agua (a aplicar según zonas)

1. Realización urgente de los estudios pertinentes que localican los acuíferos y puedan de manera racional proveer carencias puntuales

2. Que los Planes de Demarcación de las confederaciones hidrográficas contemplen las aguas subterráneas, puesto que representan la mayoría de recursos de agua dulce de los que se puede disponer

3. Utilización de las aguas residuales debidamente tratadas, depuradas y desalinizadas cuyos volúmenes son lanzados, mayoritariamente, al mar y que pueden salvar parte del arbolado de secano

4. Utilización con carácter de urgencia de las aguas salobres que en muchos lugares están localizadas muy superficialmente y que pueden ser tratadas rápidamente para su aprovechamiento

5. Puesta en marcha de las desaladoras que todavía no se han puesto en marcha y que pueden liberar cantidades importantísimas de recursos para el sector agrario