Llevan a Bruselas la necesidad de cerrar la puerta del todo a los cítricos de Sudáfrica

0
8

    Por ello,  el presidente de ASAJA-Andalucía y vicepresidente del COPA, Ricardo Serra, se ha reunido con los máximos responsables de Comercio y Agricultura de la UE, a quienes ha expuesto la honda preocupación que hay entre los agricultores por este asunto y la necesidad de establecer medidas más contundentes, tal y como pone de manifiesto el informe de la Autoridad Sanitaria Europea (EFSA).   

    El dictamen de la EFSA, publicado a finales del pasado mes de febrero, es taxativo en sus  rotundas, objetivas y desinteresadas conclusiones y afirma que “existe un riesgo de contagio de las plantaciones citrícolas europeas a través de la importación de fruta contaminada desde Sudáfrica, habiéndose comprobado que la fruta puede ser vector de la plaga”; y además constata que “las medidas paliativas introducidas por Sudáfrica hasta la fecha son ineficaces”.

No quieren la lentitud mostrada en la pasada campaña

   Hay que recordar que todas las organizaciones del sector se ha mostrado muy crítica con la gestión de este riesgo por la administración comunitaria a lo largo de la campaña pasada, cuando la Comisión, a pesar de mantener una posición inicialmente firme y rigurosa con las importaciones de Sudáfrica dio posterior e inexplicablemente marcha atrás, adoptando una actitud permisiva y condescendiente con la Administración de ese país,  y finalmente, ante las presiones de ASAJA y el resto del sector, llegó a dictar el cierre parcial de la frontera, pero lo hizo ya demasiado tarde,  en el mes de diciembre, cuando las exportaciones citrícolas sudafricanas ya habían finalizado.

   A la vista del dictamen de la EFSA y de lo acontecido en la pasada campaña, cuando pese a las buenas palabras del Gobierno de Sudáfrica se registraron casi  40 interceptaciones de envíos de ese país con naranjas infectadas, ASAJA-Andalucía se ha dirigido directamente a los responsables comunitarios de Agricultura y Comercio y les ha instado a  aprender la lección y a evitar la bochornosa experiencia  de 2013, que ahora se demuestra que fue totalmente irresponsable.

La UE debe entender que trata con un Gobierno no es capaz de controlar la sanidad

     Tal como indica Ricardo Serra ”las autoridades de la UE deben ser conscientes de que están tratando con un Gobierno que, o no quiere, o no puede controlar la sanidad de sus plantaciones ni de sus envíos de fruta a Europa con unas mínimas garantías.”

   Por tanto, desde ASAJA-Andalucía se entiende que “ni el sector, ni las administraciones pueden ya tolerar ninguna estrategia más deliberadamente dilatoria, ni que los análisis objetivos y las advertencias de los científicos europeos vuelvan a ser eclipsados  por presiones comerciales, políticas o diplomáticas”.

   Desde ASAJA-Andalucíase insta también al Ministerio de Agricultura y a la Consejería de Agricultura de la Junta de Andalucía a mostrarse mucho más contundentes en este asunto, “sería una irresponsabilidad imperdonable que minusvaloraran o ignoraran este riesgo, pues si se produce el contagio en Europa, el arranque de hasta 500.000 Has de plantaciones citrícolas europeas -dado que no se dispone de ningún tratamiento eficaz- obligaría a las administraciones a sufragar unas indemnizaciones colosales”.

     Se trata de un riesgo que amenaza a  un sector que juega un papel social, medioambiental y económico fundamental en regiones especialmente azotadas por el desempleo y la crisis económica; a la garantía de abastecimiento de los consumidores europeos y a las posibilidades de exportación hacia otros mercados que sí se muestran inflexibles ante la mínima posibilidad de contaminación, como EEUU. Está en juego, finalmente, la credibilidad de la Comisión y la eficacia de la política fitosanitaria comunitaria.

    Andalucía, con 83.333 hectáreas, se sitúa tras Valencia en superficie citrícola. El valor de la producción citrícola andaluza es de 681 millones de euros, el 7% del valor de toda la producción de la rama agraria andaluza. Este sector con 14.000 empleos creados al año, es el tercer generador de jornales en nuestra región.

La UE veta la entrada a cinco frutas y verduras de la India afectadas por plagas

    Por otro lado, La Unión Europea sí ha prohibido el acceso al territorio comunitario de las importaciones de cinco tipos de hortalizas y frutas procedentes de la India, tras haber interceptado envíos afectados por plagas.

    El Comité Permanente Fitosanitario de la UE -formado por expertos de los Veintiocho- ha respaldado las medidas de emergencia propuestas por la Comisión Europea (CE), que prohibirán la entrada de mango, berenjena, malanga, cohombro (un tipo de pepino) y momordica (conocido como el melón amargo) de origen indio, indicó la CE en un comunicado.

     Los controles realizados detectaron la presencia de plagas, principalmente de insectos, en 207 envíos de frutas y verduras procedentes de la India en 2013.

    Con este veto, se quiere "hacer frente a las deficiencias significativas en el sistema de certificación fitosanitaria" de los productos exportados al territorio comunitario.

    Los productos prohibidos representan menos del 5% del total de las frutas frescas y las hortalizas que la UE importa de la India, ha precisado la CE.

     No obstante, el Ejecutivo comunitario ha alertado de la "posible introducción de nuevas plagas", que podrían representar una "amenaza para la agricultura y la producción de la UE". La prohibición comenzará a aplicarse a partir del próximo mes de mayo y deberá ser revisada antes del 31 de diciembre de 2015.