La Unión de Ganaderos, Agricultores y Silvicultores de la Comunidad de Madrid (UGAMA) se muestra muy satisfecha con este nuevo reconocimiento por parte de la justicia de lo que la organización viene denunciando y condenando a la Comunidad de Madrid a pagar una indemnización de 24.703 euros por ataques de lobo.

La sentencia dictada por el juzgado de lo contencioso administrativo reconoce a un ganadero madrileño, una compensación económica adicional a lo recibido según la ordenanza regional vigente para compatibilizar la convivencia de la ganadería con la presencia de lobos.

En este sentido, el Juzgado ha considerado que los daños sufridos son seis veces superiores a los que estipulan los baremos de dicha orden por lo que condena all gobierno regional a indemnizar con 24.703 € por daños patrimoniales.

La explotación ganadera está asentada en Paredes de Buitrago una pequeña localidad de la Sierra Norte de Madrid, situada en pleno corazón de la Sierra del Rincón, zona declarada desde el año 1992 como Reserva de la Biosfera.

“Es urgente que por parte de la administración se haga una gestión responsable

Para Alfredo Berrocal Presidente de UGAMA, “esta sentencia no hace más que corroborar lo que este colectivo viene denunciando públicamente, y avala que la Orden de indemnizaciones por ataques de lobo es unilateral, injusta y hay que adaptarla a la realidad de forma inmediata ya que otra vez según la sentencia judicial el ganadero no recibe el valor real del animal, ni los daños directos, ni indirectos, ni el lucro cesante y mucho menos los gastos veterinarios”.

En otro orden de cosas, la organización denuncia retrasos considerables en los pagos de las indemnizaciones  en contra de lo que predica la consejería, ya que desde el treinta de septiembre de 2017 no se ha abonado ninguna indemnización por  ataque: “Es urgente que por parte de la administración se haga una gestión responsable, real y transparente del problema que existe en la convivencia entre ganadería y lobo” han afirmado demandando la convocatoria de la mesa del lobo para que todas las partes implicadas conozcan la realidad del problema y así establecer las medidas disuasorias de cara a reducir o evitar este tipo de ataques así como establecer las convenientes medidas compensatorias .

UGAMA afirma que la ganadería extensiva en la Comunidad de Madrid está en peligro de extinción, y no acaba de ponerse en valor por parte del conjunto de la sociedad, su importancia medioambiental y correcta gestión del territorio. Además, lamentablemente, buena parte de la clase política mira al medio rural de forma lejana y ningunea su importancia cultural medioambiental gastronómica.

Según la organización,esta población de lobos está creciendo desmesuradamente por toda la comunidad

En este sentido, la organización recuerda que el anunciado desarrollo sostenible en esta figura de protección Reserva de la Biosfera y las iniciativas de desarrollo rural, de la diversificación productiva, de la promoción turística y la difusión del medio natural, brillan por su ausencia, ya que localidades como Paredes de Buitrago en 2001 contaba con 140 habitantes y en 2017 únicamente con 89”.

Especialmente sufre esta situación la ganadería sobre todo de ovino y caprino en extensivo en esta comunidad debido a la presión humana a la que está sometido el sector y agravada en particular por la pésima gestión de la población de lobos. Según UGAMA esta población de lobos está creciendo desmesuradamente por toda la comunidad a juzgar los tres ataques sufridos esta misma explotación y los dos atropellos de lobos que han tenido lugar esta misma semana pasada en la carretera Soto del Real a Guadalix de la Sierra, o en el Km 53 de la N 1 causando la muerte a dos ejemplares.

UGAMA considera lamentable que a pesar de las ya dos sentencias judiciales,  este gobierno regional mire hacia otro lado,  por lo que desde la organización se recomienda a los afiliados no resignarse ante los daños de la fauna silvestre y acudir a los servicios jurídicos especializados de la organización madrileña, único medio actual para recibir una correcta indemnización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here