Lobón sostiene que no hay voluntad política de hacer un trasvase del Ebro

0
7

EFE.- En una comparecencia en el pleno de la Cortes de Aragón, solicitada por el PSOE, Lobón ha reiterado que el Ejecutivo autonómico está "radicalmente en contra", frente a las críticas de la oposición y el PAR que sostienen que dicha normativa abre la puerta al trasvase.

   La Ley de Evaluación Ambiental, que se aprobará hoy en el Congreso de los Diputados, incorporó en el trámite parlamentario el memorándum sobre el trasvase Tajo-Segura, acordado recientemente entre el Gobierno y las cinco comunidades autónomas a las que les afecta este trasvase.

   Lobón ha indicado que el acuerdo de gobernabilidad, firmado por el PP y el PAR, que contempla el rechazo al trasvase, "ata" también al Gobierno central, una razón, a su juicio, por la que estar "más tranquilos".

   Tampoco, ha dicho, hay una "voluntad política" de hacerlo y, en el caso de que  exista, no habrá nunca consenso entre las comunidades autónomas afectadas, porque Aragón se negará "radicalmente", a cualquiera de las hipótesis que se presenten.

   En cuanto a la  ley, ha reiterado que no abre "ninguna puerta" al trasvase, por lo que discrepa del planteamiento realizado por el PAR, así que Aragón, a su juicio, no debe preocuparse.

   Además, ha insistido en que para ejecutar una obra de estas características se requiere la aprobación de una ley específica.

   Sin embargo, el portavoz del PAR, Alfredo Boné, quien ha apuntado que es tan difícil decir la verdad como ocultarla, en referencia a la intervención de Lobón, ha explicado que, a través del memorándum, se introdujeron tres modificaciones que amplían los supuestos específicos que existían en el proyecto de ley sobre el Tajo-Seguro para hablar de trasvases en general.

   Entre ellas, la modificación de un precepto del artículo 72 de la Ley de Aguas para facilitar la venta de caudales entre cuencas, lo que supone, a su juicio, una "deslegalización", no una "flexibilización" como ha dicho el consejero.

   "Difícil papel le ha tocado hoy", ha señalado Boné en referencia a Lobón, al tiempo que ha señalado que esta normativa es un "grave precedente" y un "flaco favor" al acuerdo de gobernabilidad entre el PP y el PAR.

   En este sentido, ha exigido al PP que si está en contra del trasvase, como el PAR, lo demuestre con "hechos", no sólo con palabras, en referencia al rechazo del PP a las enmiendas a  la ley presentadas por el grupo aragonesista en el Senado.

   A este respecto, Lobón ha justificado el voto de los diputados del PP, al entender que la ley no plantea ningún trasvase del Ebro.

   Por su parte, el portavoz del PSOE, Javier Sada, ha criticado los "deseos trasvasistas" del ministro Arias Cañete y ha exigido a Lobón que de "un puñetazo encima de la mesa", ya que, aunque su posición ha sido siempre en contra del trasvase, faltan pruebas.

   Tanto CHA como IU han recordado que Arias Cañete "nunca" ha manifestado claramente su rechazo al trasvase del Ebro, por lo que consideran que la amenaza está presente.