Los aceituneros pacenses abren la guerra y se oponen a la IGP de la 'aceituna sevillana'

0
3

     La asociación extremeña reacciona de esta forma al anuncio en el Boletín Oficial del Estado del pasado 24 de enero de la solicitud de una serie de empresarios sevillanos, que piden la inscripción de esta Indicación Geográfica Protegida para esta aceituna de aderezo.

      El presidente de Adiada, Francisco Melado, ha asegurado a EFE que si se aprueba esta distinción, acarrearía "muchos problemas" no sólo para los productores de Almendralejo, sino también de la provincia de Cáceres, así como de otras zonas de Andalucía.

     Y es que, según ha señalado, esta indicación geográfica sólo protegería a una zona concreta de la provincia de Sevilla y una serie de municipios de la frontera con Córdoba, dejando al resto fuera de la misma.

     El principal perjuicio que ello podría suponer es que el resto de las aceitunas de aderezo "quedarían relegadas", como si fueran de un nivel inferior, cuando, según ha indicado Melado, el tipo de aceituna que se produce en esta zona extremeña es el mismo, la llamada "aceituna manzanilla".

     Sin embargo, Melado cree que el problema es que la aceituna extremeña recibe el mote de "carrasqueña", un "mal nombre" con el que se le ha venido denominando en la jerga agrícola desde hace tiempo, aunque se trata de "manzanilla".

     En su opinión, en el mercado español esa indicación protegida andaluza no ocasionaría problemas, "porque todo el mundo sabe que la aceituna es la misma", aunque sí podría causar perjuicios en la exportación, pues en Almendralejo ya hay varias empresas que venden la aceituna a terceros países.

     Además, podría darse el caso de que hubiera "catorce denominaciones de origen de aceitunas españolas", algo que, a su juicio, "sería irrisorio".

     Por ello, Adiada pide que se retire la solicitud de los empresarios andaluces y ha reclamado el apoyo de otras zonas españolas que queden fuera de la demarcación inicial, así como de las organizaciones agrarias.