Los agricultores critican que la UE detraiga fondos agrarios para financiar su 'fondo de crisis'

0
4

    Pero serían devueltos si no se produce ningún caso que, en el año, desencadene una medida de gestión de crisis, bajada de precios o pérdida de confianza del consumidor.

Se carga sobre los agricultores y gadaneros un coste que no han provocado


     ASAJA siempre ha sido contraria a esta forma de financiación, "ya que hace pesar sobre las espaldas de los agricultores y ganaderos el coste de una medida necesaria para recuperar el mercado ante una crisis de mercado", pero que en ningún caso ha sido provocada por el profesional agrario, como sucedió en el caso de la crisis de referencia, que surgió de declaraciones de una política alemana.

    A su juicio, este tipo de medidas para recuperar la estabilidad de los mercados es "buena y necesaria", pero debería ser "universal", esto es, a disposición de los agricultores afectados, independientemente de si están integrados o no en Organizaciones de Productores.

     "Su método de financiación no es apropiado y debería estar incluido dentro de las previsiones de los presupuesto de la Unión Europea y financiada por el conjunto de la Unión Europea", han añadido las mismas fuentes.

COAG duda de que ese fondo sea incluso suficiente


    Por su parte, el director técnico de COAG, José Luis Miguel, ha detallado que la reserva de crisis proyectada de la Unión Europea, podría aplicarse ya en las declaraciones de pago único que solicitan los agricultores y ganaderos en 2014, por lo que tendrían una detracción en las ayudas que empezarán a cobrar en octubre.

    "El fondo se detrae del bolsillo de los agricultores para, en el caso de que algún sector se vea afectado por una crisis grave, poder responder ante la misma", ha insistido Miguel.

    Ha criticado que la UE no haya dotado un instrumento específico al margen de los pagos normales que reciben los productores para tal fin.

    En su opinión, está por ver si este fondo sería suficiente para atender una crisis que fuese realmente grave, ya que está hablando de un recorte del 1,3 % al año en los pagos directos al campo para sufragar este fondo de crisis -que se devolvería si no hiciese falta aplicarlo-, lo que supondría alrededor de 572 millones de euros en toda la UE y alrededor de 62,4 millones en España.

La UE reducirá las ayudas directas a la agricultura un 1,30 % el año próximo


     Esta postura llega a colación después de que
la Comisión Europea (CE) propusiera reducir las ayudas directas de la Política Agraria Común (PAC) en un 1,30% en 2015, ya que el presupuesto disponible está por debajo del requerido, informó el Ejecutivo comunitario.

    A fin de garantizar que la reserva para crisis de 433 millones de euros esté disponible bajo el presupuesto del próximo año fiscal, la CE ha propuesto reducir los pagos directos de la PAC que superan los 2.000 euros en un 1,301951%, con excepción de las ayudas para agricultores en Bulgaria, Rumanía y Croacia, ya que éstos se encuentran en la etapa por fases. Esta decisión contrasta con una tasa del 2,453658% aplicada para 2014, recordó la CE.

     Según las normas presupuestarias, la CE tiene que proponer un ratio de disciplina financiera antes de finales de marzo si prevé que el gasto para el siguiente año (incluida la reserva de crisis) sea mayor que el monto presupuestario máximo disponible para las ayudas directas de la PAC y las medidas de mercado definidas en las cuentas plurianuales 2014-2020.

     En virtud de estas normas, el Consejo de la Unión Europea (UE) y el Parlamento Europeo (PE) tienen hasta el 30 de junio para establecer la tasa de la disciplina financiera y si no hay acuerdo entre las partes, la CE podrá establecerla.

    No obstante, hay pocas posibilidades de que haya un acuerdo antes de fin de junio dadas las elecciones europeas de finales de mayo En octubre próximo la CE presentará una enmienda al proyecto presupuestario de 2015 que actualizará sus previsiones de gasto y por ende también la tasa de disciplina financiera antes del 1 de diciembre.

(Foto: Archivo. www.hablamosdeeuropa.es)