Los agricultores de Europa piden una reforma de la PAC que garantice la viabilidad del sector

0
9

    Copa-Cogeca pide que la nueva PAC garantice que los agricultores cumplen con las expectativas de los ciudadanos y que dispongan "de los medios necesarios para ello". En una manifestación a las puertas del edificio donde se reúnen los ministros de Agricultura de la UE en Luxemburgo, además, representantes de Copa-Cogeca distribuyeron cestas de productos europeos de "calidad extra" para subrayar la "buena reputación de los agricultores europeos y de sus cooperativas".

     Los agricultores recordaron en su declaración que ese sector da estabilidad y empleo para los 26 millones de personas que trabajan en las explotaciones agrícolas, y otros tantos millones que trabajan en las cooperativas y empresas que dependen de la agricultura.

    También proporcionan un suministro seguro y estable de alimentos que cumplen con las normas más exigentes del mundo en materia de seguridad alimentaria, bienestar de los animales y medio ambiente, además de un "paisaje agradable y unas zonas rurales dinámicas".

    "Las fuerzas del mercado, por sí mismas, no garantizan estos beneficios. Este es el papel de la Política Agrícola Común", enfatizaron.

    Los agricultores, asimismo, hicieron hincapié en que deben hacer frente a "nuevos retos", incluida una demanda alimentaria mundial que va en aumento o el incremento de las presiones en torno a la tierra y el agua, así como por el cambio climático y la volatilidad del mercado.

    También señalaron que el aumento de la concentración del sector minorista está comprimiendo las rentas agrícolas. "Como respuesta a dichos retos, necesitamos unas medidas de ecologización más flexibles, además de evitar la retirada de tierras de la producción", recalcaron los agricultores, y pidieron asimismo que la nueva PAC refuerce el papel de las cooperativas y el reconocimiento de las organizaciones de productores en el seno de la cadena alimentaria.

    En cualquier caso, el sector insistió en que "no deseamos un acuerdo a cualquier precio", pero destacó que después de tres años de debate, "creemos que está ya en ciernes un buen compromiso que abarque todos los aspectos de la PAC".

    Por último, instaron al Consejo, el Parlamento Europeo y la Comisión Europea a "poner fin al periodo de incertidumbre actual, que tan dañino resulta", y a alcanzar un "acuerdo completo" sobre el futuro de la PAC antes de finales de junio.

Cooperativas teme que haya "problemas de interpretación"


   
Por su parte, el director de Relaciones Internacionales de Cooperativas Agro-alimentarias, Gabriel Trenzado, ha advertido del riesgo de que las instituciones de la UE "cierren en falso" la reforma de la PAC, a la vez que detecta "muchas ganas" por lograr este acuerdo bajo Presidencia Irlandesa, pese a que los debates son "muy complejos" y "no se han cerrado en su momento", lo que implica riesgos, entre ellos que se produzcan "serios problemas" de interpretación y aplicación a nivel nacional de la reforma agrícola después.

    "No sabemos qué pasará, pero intuimos que finalmente habrá un acuerdo político aunque se tendrá que trabajar mucho en los próximos meses" para cerrar los términos de la reforma. Y ha recordado que hay más de 2.000 páginas de reglamentos en la negociación y muchos frentes abiertos, por lo que los negociadores se verán obligados a "simplificar mucho" las discusiones si quieren llegar a un acuerdo político ya, aunque se postergue durante los próximos meses el resto de negociaciones en los puntos concretos.

    Cuestiones "a veces más ideológicas que de técnica reglamentaria" complicarán además estas conversaciones, ha remarcado. Entre los escollos, Trenzado ha recordado que el Gobierno español lucha para que no haya una convergencia interna en el país, tal y como preconiza la Comisión Europea, sino una "aproximación" en los pagos directos que cobran unos y otros sectores para evitar una transferencia de ayudas entre los agricultores y los cultivos.

     España quiere evitar -argumenta Trenzado- que desde el 2015 -primer año de aplicación de la PAC- y 2019, todas las hectáreas perciban el mismo pago base y, por contra, defiende una aproximación de las ayudas sin llegar a la convergencia que exige la UE.

    Las claves para lograr una PAC aceptable -añade- es que España tenga flexibilidad para aplicar la reforma, especialmente que tenga margen para la regionalización y evitar un impacto "grande".

    Para Cooperativas, otros elementos vitales en la reforma es lograr que los sectores agrícolas puedan hacer "una gestión privada" de la oferta -una especie de intervención financiada por los propios operadores-, pero "encuadrada" con las normas europeas de Competencia para que sus actividades, como la retirada de productos del mercado en momentos de crisis, no sean prohibidas después.

    También ha subrayado Trenzado la importancia de que la nueva PAC regule adecuadamente a las Organizaciones de Productores (OPs) que, a juicio de las Cooperativas, deben ser empresas con una nivel y dimensión mínima para "ser relevantes" en el mercado y puedan concentrar y mejorar la organización de la comercialización de los productores, ganar peso de negociación y valor añadido en el campo.