Los agricultores no ocultan su preocupación por los bajos precios ante la gran calidad de la uva

0
8

      "La uva está muy sana", ha agregado Villena, quien ha augurado una cosecha regional de entre 21-23 millones de hectolitros, lejos de los 33 millones con los que se saldó el ejercicio anterior.

Para ASAJA, será un año que "toca sufrir" por unos precios que no cubren costes


     En el lado negativo, ha reconocido que "este año toca sufrir" a los viticultores por los bajos precios en origen, "de ruina", que ni siquiera cubren los costes de producción del viticultor.

     Ha criticado que, a la hora de determinar las cotizaciones, los compradores sólo tengan en cuenta el valor del vino en el momento de la vendimia actual, pero no así factores como los costes de producción o las existencias, y "así un sector no puede funcionar".

    Según sus datos, algunas de las variedades más habituales en la región se pagan entre un 18 y un 34% por debajo del año pasado.

COAG pide que no haya alarmismo, aunque ahora están entre las 2 y las 2,70 pesetas


     El responsable sectorial de COAG, Alejandro García-Gasco, calcula entre 45 y 47 millones de hectolitros la producción de vino y mosto este año en España (el pasado fueron 53 millones, algo excepcional), y alrededor del 40% del total corresponderá a Castilla-La Mancha.

    "Por lo que dicen los enólogos, la uva está muy bien y la calidad (del mosto y vino) será bastante buena", ha destacado. Un verano con calor por el día, pero no muy excesivo a excepción de algunas jornadas puntuales, y las noches frescas han permitido una correcta maduración esta vendimia, muy precoz, según García-Gasco.

     "Confío en que no caigamos en una espiral de precios bajos" durante la campaña, agravada este año por los "mensajes" que se daban al sector, como la posible destilación obligatoria, aunque de momento algunas cotizaciones apenas marcan entre 2 y 2,70 de las antiguas pesetas (el sector aún habla en esta moneda) por kilogrado.

     "No tiene que haber alarmismo", ha agregado García-Gasco, porque "en los mercados a veces hay cambios, por lo que conviene esperar a ver los datos de producción de países vecinos y cómo va la exportación" y no precipitarse.

UPA, preocupada por un mercado convulso y amenazado por la destilación de crisis


     Por su parte, el secretario general de UPA en Castilla-La Mancha, Julián Morcillo, ha cifrado en 40 millones de hectolitros la producción más probable, en lo que será una campaña "media".

     "Las altas temperaturas de estos últimos meses y la ausencia de enfermedades permitirán una cosecha de excepcional calidad", ha añadido Morcillo. No obstante, ha señalado una caída de entre el 17 y el 52% interanual en los precios que ofrecen algunos operadores privados.

     En La Mancha, donde estos grandes industriales compradores tienen más peso, se establecen en 2-2,20 pesetas por grado, lo que equivaldría a 2,2 ó 2,4 pesetas por kilo de uva, y "con estos precios no se cubren los costes de producción", ha insistido.

     A su juicio, la situación es "complicada" y, según ha recordado, las cotizaciones ya se movieron a la baja, "hasta niveles que nunca hemos conocido", tras el último anuncio del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de una posible destilación para alcohol de uso de boca sin ayudas públicas.

     "El mercado aún está convulso y, tras esa perturbación, sigue pendiente de ver si finalmente se lleva a la práctica esa medida", ha remarcado.

      Septiembre será determinante -se conocerán los datos de existencias- para aplicar esa medida, que podría traducirse incluso en que las cooperativas afectadas por altos stocks tengan "que pagar" para que le retiren el vino destinado a esa destilación obligatoria, lo que sería en su opinión "una barbaridad", ha indicado.