Toledo ha acogido este miércoles y jueves 19 un curso de formación organizado por la organización agraria ASAJA Nacional, en colaboración con el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) y el Fondo Social Europeo, en el que han participado representantes de la asociación de la Comunidad de Madrid, Teruel y Toledo, para analizar cómo se adaptará el sector a la política de cambio climático y qué medidas puede el aportar el sector agrario para ayudar a mitigar sus efectos.

La presidenta de ASAJA Toledo, Blanca Corroto, ha valorado el trabajo que está desarrollando la organización porque “si no queremos que las medidas se improvisen, las tendremos que ir proponiendo nosotros”.

Corroto ha destacado el interés de estas jornadas donde se ha trabajado en estudiar cómo influirá el cambio climático a la agricultura y a la ganadería y cómo las distintas políticas que afectan al sector se van a ver condicionadas por las cuestiones de cambio climático y, en particular, a la PAC.

La justificación social y legal que se destina a la PAC vendrá por medidas que se adopten de cambio climático

Asuntos de gran relevancia en el sector, puesto que “supondrá que se pongan en marcha medidas para la agricultura y la ganadería que contribuyan a la mitigación del cambio climático y su adaptación”.

Bajo el paraguas del cambio climático se están abordando temas tan relevantes como el futuro de la PAC, los seguros agrarios ante las nuevas perspectivas, o el pacto del agua que anunció el MAPAMA antes de verano, ya que, tal y como ha explicado José Carlos Caballero, técnico de ASAJA encargado de impartir el curso, “la justificación social y legal que se destina a la PAC vendrá por medidas que se adopten” de cambio climático.

Caballero ha recordado que el cambio climático es “un tema horizontal que afecta a todos los sectores, las regiones, a la agricultura, a la ganadería y a todos sus subsectores” y desde ASAJA están trabajando para lanzar ideas de medidas concretas que el sector puede hacer por sí mismo, además de otras políticas que tenemos que impulsar”.

En este sentido, ha puesto como ejemplo la petición de mayores esfuerzos en la I+D+i para variedades resistentes a la sequía y “modificando nuestros sistemas de producción, ya que podemos contribuir a minimizar el cambio climático”. Y, ha añadido, “todo esto tiene que contar con apoyo público”.

Asimismo, Caballero ha recordado que “el sector agrario es un gran sumidero de carbono y es algo que se tendrá que poner en valor” y, para ello, ha continuado, “también seguirá trabajando la asociación agraria”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here