Tras haber pasado una temporada de relativa tranquilidad, en las últimas semanas se tiene constancia del aumento de los ataques de lobos al ganado vacuno de la zona de La Losa y Navas de Riofrío (Segovia), aunque estos no se han denunciado públicamente. Según la Unión de Campesinos (UCCL) la opinión generalizada de los ganaderos de la zona es que en los últimos dos años se han visto un par de lobos por la zona y este aumento de los ataques puede deberse a que alguna loba haya parido y tenga más necesidad de alimento para sus crías.

Por eso, de sde la organización agraria se deja claro que “no se puede permitir esta situación por más tiempo. Llevamos muchos años denunciando el acoso que sufren las ganaderías de Segovia por parte de los lobos y los perjuicios económicos de las explotaciones, a los que hay que empezar a añadir los daños anímicos que sufren los ganaderos”.

Lamentan que ni las reiteradas denuncias, ni las llamadas desesperadas de los ganaderos hayan hecho sensibilizar a la administración regional

Mientras tanto, denuncian, que las diferentes administraciones con “competencias” en el tema hacen lo mismo de siempre: absolutamente nada. “No puede ser que los lobos campen a sus anchas por cualquier parte del territorio mientras las vacas y ovejas, asustadas por ataques continuados, reaccionan con estampidas ante cualquier estímulo o movimiento extraño, provocando una situación de estrés permanente en el rebaño que influye de forma determinante en el manejo, así como en la productividad del mismo”.

Para los responsables de la organización agraria, “este no es un episodio aislado, sino uno más de los que de forma continuada se reproducen en nuestra provincia, sin que las reiteradas denuncias de nuestra organización, ni las llamadas desesperadas de los ganaderos hayan hecho sensibilizar a la administración regional, que hace oídos sordos ante un problema gravísimo, que amenaza con serlo aún más de no tomarse urgentemente las medidas necesarias”.

Desde Unión de Campesinos de Segovia exigimos que, de manera urgente y de forma eficaz, se controle la población de lobos y se atiendan sus necesidades; se eliminen, si fuera necesario, los ejemplares que puedan considerarse más problemáticos, y en el caso de que alguna ganadería se vea perjudicada, sea indemnizada por via urgente de todos los daños que haya sufrido

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here