Los autónomos piden una mesa de diálogo para ajustar las cotizaciones a los ingresos reales

0
8

    La última subida de la cotización para los autónomos del 2 % supone que en los últimos diez años el incremento total se ha elevado a un 15 %, según Amor, para quien este incremento, unido a la subida del 22 % a los autónomos con más de diez trabajadores y a los autónomos societarios, supondrá como mucho unos 500 millones, cifra que no arreglará el déficit de 6.000 millones del régimen de autónomos de la Seguridad Social.

    "Los problemas estructurales de la Seguridad Social no se arreglan en un año", según Amor, quien ha recordado que el 85 % de los autónomos cotizan por la base mínima de 11.000 euros al año.

    Amor, que ha presentado en Sevilla el barómetro anual sobre la situación de los autónomos en Andalucía, ha asegurado que existe un "indudable cambio de tendencia en la economía española" y que el aumento del número de autónomos va a seguir durante este año "de forma más lenta y suave" de lo que este colectivo desearía.

    Su previsión es que en 2014 haya 50.000 autónomos más, a los que habrá que sumar los entre 125.000 y 130.000 empleos generados por los autónomos en cuanto la economía crezca un 1%, de los que 17.000 corresponderán a Andalucía.

    De la situación actual de los autónomos ha señalado que un tercio de ellos "empieza a respirar" pero que hay otro tercio "que las sigue pasando canutas".

Los primeros en destruir empleo y los primeros en volver a crearlo


    Los autónomos fueron los primeros en destruir empleo en 2008 y van a ser los primeros en crearlo, ya que un tercio de ellos prevé contratar a alguien en 2014, y uno de cada cuatro lo ha hecho en 2013.

    Entre 2008 y 2012 se perdían en España 243 autónomos al día, mientras que en 2013 se han ganado 79 diarios.

    Los principales obstáculos para los autónomos siguen siendo la falta de crédito -un 70 % ha chocado con restricciones al crédito- y la morosidad -el 60 % soporta morosidad pública o privada-, ya que en el último año sólo se ha logrado rebajar el tiempo para cobrar de una media de 151 a 129 días.

    Por este motivo, los autónomos insisten en pedir al Gobierno un régimen sancionador que suponga que cada pago que se extienda más allá de los 30 días que marca la ley conlleve un recargo del 20%.

    Aunque "el vértice de la morosidad es la Administración", según Amor, esa medida debía ser igualmente aplicable para la empresas que se demoren más de treinta días con los autónomos.

(Foto: Archivo www.otragranada.org)