Una representación de bomberos forestales ha entregado este miércoles 31 en el Congreso más de 180.000 firmas de apoyo a sus reivindicaciones laborales, acto en el que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha abogado por reconocer su categoría profesional: “Ellos y ellas apagan fuegos, no son peones forestales, son bomberos”.

El colectivo, representados por la bombero Cristina Pérez, ha entregado las firmas al grupo parlamentario de Unidos Podemos con el objetivo de que su trabajo sea reconocido con la adecuada categoría profesional. Para el líder del Podemos, Pablo Iglesias, “hay muchos dirigentes políticos que se les llena la boca con la palabra ‘España’, pero luego se les olvida cuidar a los que protegen de verdad nuestro país”.

“Los que apagan fuegos -ha continuado- y los que señalan que lo fundamental es trabajar en prevención se merecen que se les reconozca su categoría profesional. Ellos y ellas apagan fuegos, no son peones forestales, son bomberos”.

Critican que “en esta época de invierno la mayor parte de los operativos estamos en la calle porque nos mandan al paro”

Entre las exigencias que han presentado, apoyados por el grupo confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, se encuentra la de invertir mucho más por la prevención, rechazando la actitud de “los sucesivos Gobiernos, Comunidades Autónomas y distintas Administraciones en su empeño de apostar por la extinción en lugar de la prevención”.

Porque, ha señalado Pérez, “la extinción aviva el negocio del fuego. Sabemos que la prevención es fundamental pero no debe de ser muy reconocido porque en esta época de invierno la mayor parte de los operativos estamos en la calle porque nos mandan al paro”.

A pesar de no existir un censo exacto del número de bomberos, Pérez ha manifestado que son 35.000 los bomberos en España que se encuentran en esta situación, a quienes no se reconoce su categoría de bomberos forestales, a pesar de que “cada día los incendios son más virulentos y peligrosos, además de afectar más a la población civil”.

“Son las empresas públicas y las privadas las que asumen la contratación de bomberos con categoría de peones forestales y de caza o como celadores”, ha manifestado.

Por ello, “recientemente se ha presentado en el Congreso de los Diputados una proposición de ley que trata de terminar con este tipo de anomalías, para, además, podernos jubilar con dignidad y que se nos reconozcan las enfermedades derivadas de nuestro trabajo”, ha concluido Pérez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here