Los buitres han atacado y matado a una vaca y su novilla en la localidad de Huidobro, en el Valle de Sedano (Burgos), han informado este martes fuentes de la organización agraria Asaja. Ante estos nuevos ataques, manifiesta su respaldo a todos los afectados por estos ataques y reclama a la administración que «dediquen al menos una parte de los esfuerzos que ahora utilizan para controlar a los ganaderos, imponiendo leyes como la condicionalidad y bienestar animal, a investigar estos hechos y aportar soluciones». Denuncian también que «el ganadero se encuentra indefenso ya que no puede reclamar daños a nadie y obligatoriamente tiene que suscribir el seguro de retirada de animales».

La sustitución de la práctica tradicional de abandonar un animal muerto en el campo para servir de sustento a los buitres carroñeros se sustituyó por un «costoso y complicado» sistema de incineración y de eliminación de subproductos de los animales. De esta manera, «se priva al buitre de su sustento natural». Los ataques se producen «por la mera supervivencia, aunque no corresponda a los hábitos típicos de este animal protegido».

ASAJA–Burgos considera que «las administraciones no pueden ni deben provocar un cambio en la tendencia carroñera natural del buitre, convirtiéndole en otro depredador más para el ganado por la mera necesidad de alimentarse para sobrevivir». De ser un aliado en el campo, «las medidas políticas generan que el buitre pase a ser un enemigo».

A juicio de esta organización profesional agraria, un paso «muy interesante» sería «eliminar las limitaciones de vertidos de piezas en los muladares cuando no es época de cría para el buitre y empezar a tener muy en cuenta las necesidades de eliminación de cadáveres del ganadero en su granja y no sólo el ritmo vital de las aves necrófagas».

«Si la gestión correcta de los muladares lleva a que las aves carroñeras no pasen hambre y no tengan que verse obligadas a atacar el ganado, tenemos en buena parte el problema solucionado», asegura ASAJA en un comunicado.

También reclaman la creación «de una extensa red de buitreras en todo el territorio de nuestra provincia e introduzca la posibilidad de aportar en esas buitreras el ovino y el vacuno, y no sólo sea para el porcino, equino, conejos y aves».

(Fotos: Archivo)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here