Los candidatos opinan sobre…. Agricultura, Agua y Desarrollo Rural

0
6

EFE.- Las siguientes son las principales propuestas y los mensajes más significativos que los tres candidatos han lanzado en la primera semana de campaña sobre Agricultura y Medio Ambiente:

José María Barreda:

El candidato socialista a la reelección mantiene la exigencia de poner fin al trasvase del Tajo al Segura, garantiza por ley una reserva estratégica de agua de 4.000 hectómetros cúbicos y defiende el derecho de los ciudadanos de Castilla-La Mancha a usar el agua de "nuestros ríos".

En todos sus actos públicos, Barreda critica a la candidata del PP por haber "fallado" a la región, en su opinión, cuando "más la necesitábamos", en referencia a la fallida aprobación del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha, la Ley de Agua aprobada en las Cortes autonómicas y el Pacto por el Agua del que el PP no ha formado parte.

Barreda critica que Cospedal "vuelva otra vez con la monserga" de recuperar un plan hídrico nacional y la acusa de tener "servidumbres" debido a su cargo de secretaria general del PP que la impiden defender el agua para Castilla-La Mancha.

El PSOE defiende la calidad de vida conseguida en el ámbito rural y garantiza en todos los municipios la prestación de servicios públicos de calidad para no retroceder a la "distancia abismal" que años atrás había entre ciudades y pueblos, y afirma que el turismo rural es una de las principales vías de empleo y de mantenimiento de la vida en estas zonas.

El programa socialista fomenta las agrupaciones de agricultores y ganaderos para que sean más fuertes a la hora de negociar con las grandes cadenas de distribución y se compromete a defender "con fuerza" al sector ante la nueva PAC (Política Agraria Común) de 2014 a 2020.

Y compromete aumentar la superficie regable. En concreto, Barreda anunció en La Solana (Ciudad Real) la incorporación de mil nuevas hectáreas de cultivos leñosos (olivo y vid) que beneficiará a 250 familias de agricultores del municipio.

María Dolores de Cospedal:

La candidata del PP anuncia que, nada más llegar al Gobierno, pondrá en marcha un plan de choque para la agricultura y la ganadería dotado con suficientes recursos económicos, aunque haya que recortar de otras partidas.

La candidata ha prometido dejarse la piel para mejorar la renta de los agricultores y para promover el desarrollo rural, sobre todo de la mujer rural, con el objetivo de evitar la despoblación.

Para ello, entre otras medidas, aplicará medidas fiscales como la bonificación del 99 por ciento del impuesto de sucesiones y donaciones.

También sostiene que, cuando ella gobierne, el dinero que llega de Europa para los agricultores por la Política Agraria Común (PAC) no será retenido hasta que la Junta decida pagarlo, como ocurre en estos momentos.

La candidata critica que, después de 30 años hablando de agua, la única política que conozcan los agricultores sea la de las sanciones por el uso del agua, de modo que promete regularizar todos los pozos de los acuíferos sobreexplotados, reconoce que no todos quedarán en la misma situación.

Cospedal no se pronuncia de forma directa sobre el trasvase Tajo-Segura, pero asegura que en menos de un año, es decir, si el PP gana las elecciones nacionales, recuperará el Plan Hidrológico Nacional que garantizará agua en cantidad y calidad para todos los españoles y todos los castellanomanchegos.

En cuanto al vino, no está acuerdo la candidata con las políticas de comercialización y promoción aplicadas hasta ahora y propone la supresión definitiva del canon que pagan los viticultores al Fondo de Promoción Vitivinícola.

Cospedal subraya en la campaña que los gobiernos deben defender a los agricultores y no alentarles a cesar su actividad, pues, además, son ellos los mejores defensores del medio ambiente.

Para ello, promete la recuperación del Ministerio de Agricultura y la defensa de una única política agraria en la Unión Europea.

Daniel Martínez:

Izquierda Unida defiende el concepto de "soberanía alimentaria" de las regiones y el consumo de productos agrarios de calidad, producidos en Castilla-La Mancha.

Martínez defiende que la agricultura recupere el valor social que ha perdido y considera que la administración regional debe dar un apoyo decidido a la actividad agraria y contribuir a alcanzar una renta agraria justa.

"Frente al fundamentalismo neoliberal, que promueve el abandono de la actividad económica que no logre grandes índices de rentabilidad a corto plazo, Izquierda Unida de Castilla-La Mancha propone la realización de políticas activas que aumenten el número de profesionales agrarios de la región", sostiene el dirigente de IU.

IU se opone a la agricultura extensiva y al uso de transgénicos por su impacto en el territorio, por lo que apuesta por avanzar hacia productos de gran valor añadido por su calidad y su procedencia ecológica, sobre todo procedente de explotaciones familiares.

Entre las medidas medioambientales de IU, destaca "una verdadera Ley del Agua", que sirva para proteger los ríos y acuíferos, "y para ir superando las políticas trasvasistas que alimentan desarrollos insostenibles".

IU impulsará una Consejería de Medio Ambiente específica y atacará el uso de organismos modificados genéticamente, como política de soberanía alimentaria, asequible y saludable.