Los costes del turismo rural fueron un 10% superiores a los ingresos en 2013

0
8

    Ante esta situación, los establecimientos turísticos extremeños resisten "como pueden" pues ya no se consiguen las rentabilidades de las épocas de bonanza, que podían alcanzar un 15% positivo antes de la llegada de la crisis.

    Bazaga ha indicado que, pese a los datos sobre visitas ofrecidos por la Consejería extremeña de Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorio y Turismo, la realidad muestra que 2013 fue "flojo" para el sector.

    Esta situación se produce porque las cifras de visitas no se reflejan de igual manera en las de pernoctaciones; la "permanencia" del turista en la comunidad es hoy día precisamente el "mayor reto" del sector.

Pese a la crisis, se mantendrán abierto en invierno


    Pese a estas circunstancias, los establecimientos del turismo rural extremeño han decidido no cerrar temporalmente durante el invierno, como hicieran algunos de ellos el pasado año, pues no resultó beneficioso.

    Por contra, se va a trabajar en una nueva estrategia basada en ofrecer un valor añadido a la mera pernoctación, ofertando nuevas experiencias al cliente basadas en las actividades culturales, de ocio o naturaleza que permite el municipio donde está ubicado el establecimiento rural.

    Esta iniciativa ya se está promocionando a través de las distintas web de las que dispone la federación y cada establecimiento, y con ello se prevén atraer clientes tanto en invierno como en primavera.

Apostar por ofrecer una estancia "de no parar"


    La máxima responsable de la Federación turística extremeña considera que la actual situación lleva a tener una dedicación "100% plena" y "a no bajar la guardia".

    El objetivo es que el turista "interactúe" con el medio, y los responsables de los establecimientos se están "preparando" para ofrecer al cliente un número de actividades que haga que los viajes sean "un no parar".

    La máxima responsable de Fextur refleja que esta nueva estrategia es pionera en la comunidad extremeña, pues hasta ahora no se ofrecía al cliente "como aprovechar su tiempo" desde el propio establecimiento rural.

(Foto: www.extremadura.com)