Los daños de las inundaciones afectan a cultivos aseguables, lo que complica las ayudas

0
32

      Nagore reconoció que el Gobierno autonómico pide "auxilio" al Ministerio de Agricultura, a través de la CHE, porque «urge actuar en la reparación de las motas de defensa -debido a su rotura se ha producido la inundación de esa zona que estaba cubierta de cultivos-». Y expresó su preocupación por esas motas de defensa. "Al estar en mal estado, si sigue lloviendo o siguen produciéndose crecidas, la situación puede no solucionarse a corto plazo".

    Ha indicado que, desde su punto de vista, hace mucho tiempo que no se actúa en el Ebro a través de los dragados y en el mantenimiento de las defensas del Ebro, que es costosa, y, quizá, no se han llevado a cabo todo lo que era necesario.
   
     Nagore ha recordado que la declaración de zona catastrófica se produce cuando ha habido daños importantes en infraestructuras, lo que cree que no se ha ocurrido en esta ocasión en La Rioja, mientras que, por ejemplo, en Miranda de Ebro (Burgos), sí se han producido daños materiales importantes en infraestructuras.

    A ello ha sumado que en La Rioja no se ha producido una anegación torrencial, "sino más bien una ocupación mansa" del río y, en ese sentido, ha habido algunos daños en infraestructuras, pero "no lo suficientemente importantes" como para pedir la declaración de zona catastrófica.

    El consejero ha precisado que cree que, en esta ocasión, esa situación se puede arreglar con una financiación especial para el arreglo de infraestructuras. Cree que las defensas del Ebro, que se han roto en algún punto, no han funcionado todo lo bien que deberían haberlo hecho y se han producido algunas filtraciones, que es lo que le preocupa.

    "Es un asunto complejo y que habrá que atajar cuando se pueda", según Nagore, quien ha precisado que hay que ser conscientes de que ello suponen "inversiones muy costosas que son difíciles de acometer".