Los delitos en el campo bajan el 15 % y el robo de cobre el 43,6 %

0
3

EFE.- El peso de estas infracciones sobre el total se sitúa en el 1,16 %, el menor porcentaje en lo que va de año, ha apuntado Botella, quien ha destacado el balance del plan de lucha contra robos en instalaciones agrícolas y ganaderas puesto en marcha en toda España el pasado mayo bajo la dirección de la Guardia Civil.

En la Comunitat Valenciana trabajan en este plan 282 guardias civiles con dedicación exclusiva (112 en Alicante, 47 en Castellón y 123 en Valencia) con el apoyo de 35 equipos de investigación y las agrupaciones de Tráfico y Seprona, y se han instalado 22 bases en todo el territorio, 17 de ellas fijas.

Desde mayo se han producido 12.131 servicios específicos (una media diaria de 80), 18.734 puntos de verificación, (120 de media diaria), se ha identificado a 31.174 personas y 20.154 vehículos, se ha detenido a 107 personas, se han levantado 1.010 denuncias administrativas y se han producido 255 reuniones con asociaciones agrarias.

A juicio de Botella, resulta "imprescindible la coordinación y el contacto permanente con las organizaciones agrarias", con las que se planifica la vigilancia de cosechas y se disponen medidas de seguridad para actuar de forma anticipada.

La delegada del Gobierno ha denunciado que determinadas "actuaciones de la Generalitat" en este ámbito "no han estado debidamente coordinadas".

"Las cosas hay que decirlas, no se puede decir que por ayudar todo vale, hay que ayudar ordenadamente, lo cual no quiere decir que eso produzca discusión entre las administraciones. Para mejorar hay que poner de relieve lo que no sale bien y reconducirlo. La Guardia Civil tiene toda la responsabilidad y todos deben colaborar con ella", ha apuntado.

Por su parte, el conseller de Gobernación, Serafín Castellano, que ha estado presente en la reunión, ha destacado lo positivo de estos datos y ha asegurado que "se ha demostrado que el plan de choque que pedíamos era necesario, ahora nadie lo discute como hace unos meses".

Castellano ha subrayado el descenso de la tasa de criminalidad que refleja la última memoria de la fiscalía, si bien ha recordado que Valencia y Alicante son la tercera y sexta provincia, respectivamente, en mayor número de diligencias previas y urgentes.

Asimismo, ha insistido en la necesidad de aumentar los recursos y la vigilancia y modificar el Código Penal, que actualmente considera delito solo los robos por valor de más de 400 euros.

"Según el precio de cada cosecha hacen falta muchos kilos de fruta para llegar a esa cantidad", ha apuntado el conseller, quien además ha subrayado el "daño que se produce con el robo de cobre y la rotura de pozos de riego", que provoca la pérdida de cosechas.

"Vamos a seguir colaborando desde la Generalitat en lo que haga falta, porque creemos la seguridad en el campo es una prioridad", ha concluido.

Por su parte, Ana Botella ha reclamado a la Federación Valenciana de Municipios y Provincias que informe a los Ayuntamientos sobre la necesidad de convocar juntas locales de seguridad para coordinar las policías locales y la Guardia Civil.

En la reunión han estado presentes representantes del Gobierno, la Generalitat, la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, organizaciones agrarias y fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.