Los dirigentes de ASAJA visitan la fábrica azucarera de la Bañeza y hacen firme defensa del cultivo de la remolacha

0
7

ASAJA.- Los máximos responsables de la organización agraria ASAJA de León, con el presidente Arsenio García Vidal a la cabeza, han visitado hoy sábado la fábrica Azucarera de La Bañeza, particularmente la zona de recepción de remolacha y el laboratorio de pago por riqueza, y se han entrevistado con su jefe de cultivos, Andrés Peláez. La organización agraria ha hecho una firme defensa de este cultivo que ha sido clave en el desarrollo agrícola y del medio rural de la provincia en los últimos 80 años, y ha pedido medidas para que siga siendo rentable para los cultivadores y por tanto se mantenga como alternativa viable en los regadíos leoneses.

La organización agraria ASAJA ha sido reivindicativa exigiendo una nueva OCM que dé estabilidad al menos hasta el año 2020 y que se sustente en precios rentables y el mantenimiento de un sistema de cuotas de azúcar similar al actual. ASAJA aboga porque en el marco de la interprofesión la industria azucarera, en este caso AB Azucarera Ibérica, S.L., pague a los agricultores unos importes adicionales a lo que es el precio oficial para que la producción de remolacha sea rentable y compita con otras alternativas como los cereales y el maíz. Además, la organización agraria recuerda el revés que está viviendo el sector al retirar la Junta de Castilla y León, de forma unilateral y a campaña vencida, la ayuda de 3 euros por tonelada comprometida hasta el año 2014. Sobre esta cuestión, los socios de ASAJA tienen presentado un recurso administrativo que una vez que sea contestado de forma negativa, abre las puertas para que el sindicato presente un recurso contencioso ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

La provincia de León está en plena recolección de una cosecha de remolacha que ha ocupado 6.492 hectáreas y cuya producción puede rondar las 650.000 toneladas de remolacha tipo (16 ºP). Se dedican a este cultivo unos 1.250 productores. Este cultivo tenía un precio para el productor de 40 euros por tonelada (precio oficial, ayudas de la PAC, ayudas por la reestructuración del sector, ayuda de la Junta de Castilla y León más aportación de la industria azucarera) hasta el año 2014, pero la supresión de la ayuda de la Junta lo bajó hasta los 37 euros, lo que motivó una negociación con la parte industrial para exigir un mayor precio, y esta se comprometió con dos euros más, hasta el total de 39 euros por tonelada, cantidad que ASAJA considera insuficiente.