Los embalses de la Cuenca del Ebro están al 63,8 por ciento de su capacidad, con 4.782 hectómetros cúbicos de los 7.490 que pueden albergar en su totalidad, después de aumentar un 2,3 por ciento su volumen hídrico en la última semana.

Según los datos proporcionados hoy por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), en la misma semana del año pasado la situación era de 5.330 hectómetros cúbicos y el 68,8 por ciento del total, mientras que el promedio de los años 2012 a 2016 resulta ser de 5.330 hectómetros cúbicos.

En la actualidad, el agua acumulada en los embalses de la cuenca del Ebro no supera el promedio de los años 2012 a 2016 y está por debajo de la cifra del año pasado, mientras que el mínimo del último lustro en esta semana corresponde a 2012, con 4.138 hectómetros cúbicos.

En el eje del Ebro, los embalses están al 66,9 por ciento de su capacidad, con 1.542 hectómetros cúbicos de los 2.304 de aforo total, tras perder un 0,7 por ciento la última semana.

En la margen derecha, el nivel de la cuenca es del 40,8 por ciento, con 254 hectómetros cúbicos de los 622 que puede albergar en su totalidad, tras haber subido un 2,9 por ciento esta semana.

Los pantanos de la margen izquierda se encuentran al 65,4 por ciento de su capacidad, con 2.986 hectómetros cúbicos de los 4.564 de su capacidad total, tras subir su volumen en la última semana un 3,7 por ciento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here