Los empresarios del jamón ibérico llaman a la unidad del sector para intentar salir de la crisis

0
22

   Para Ramiro, los que mandan son los "grandes productores e industriales", quienes "no van a la calidad, van a la cantidad y al precio", y que "no te preguntan qué porcentaje de pureza tiene el porcino sino cuánto vale".

    En este sentido, insistió en que "el ganadero tradicional no puede competir con el industrial", puesto que las diferencias en los costes de producción son "abismales" al no ser igual la cría en extensivo que en intensivo.

    Además, destacó que, pese a que se intenta evitar el fraude, éste es "masivo" como lo demuestra el hecho de que "en 2008 salieran al mercado dos millones de cerdos ibéricos que no eran de bellota pero que llevaban la etiqueta".

Del 70% de cochinillos de bellota a sólo comercializar el 18%


    Según subrayó, "de Extremadura salen el 70% de los cochinos buenos de bellota de España pero solo se comercializa el 18% con etiqueta de Extremadura", al tiempo que ha apostillado que la comunidad "no ha sabido valorar y vender lo que tiene".

    En los mismos términos se expresó Ignacio Vázquez de la empresa Señorío del Temple, quien consideró que Extremadura podría haber peleado más para defender los intereses del sector en la región y, al igual que Ramiro, entiende que "no se trata de producir más sino que lo se venda sea a un precio razonable" porque ahora mismo se encuentra a unos "niveles imposibles".

    De igual forma que el resto de empresarios entrevistados, Antonio Morato, de Embutidos Morato, y vencedor del Trofeo Jamón de Oro del XXIV Salón del Jamón Ibérico de Jerez de los Caballeros, apostó por la "unión" del sector en defensa de la producción tradicional de cerdo ibérico y como elemento de primer orden para salir de la crisis que afecta al sector.

    En este sentido, Raquel Pérez, de Jamones Jierrito-Alejo, resaltó que el sector ibérico y, sobre todo, el de bellota, está "muy mal" porque los precios "han bajado muchísimo y hay un estocaje en las empresas muy grande al que hay que darle salida". En su caso, se ha visto obligada a rebajar en 10 euros el kilogramo de bellota.

     Los cuatro industriales han estado presentes como expositores en el XXIV Salón del Jamón Ibérico de Jerez de los Caballeros (Badajoz), que se ha celebrado del 9 al 12 de mayo, y para el que han reivindicado una "mayor profesionalización", ya que lo consideran "imprescindible" para el futuro de este evento.

    En este sentido, y poniendo énfasis en el sentido de las palabras, destacaron que se trata de "un salón, no de una feria", por lo que solicitan que los primeros días se dediquen "única y exclusivamente" a los profesionales.

    Diego Baena, de Alimentos Cárnicos de Extremadura, creador de este evento hace 24 años y representante de la Asociación de Industriales de Jerez (ASINJE) consideró también fundamental mejorar la promoción del evento en el ámbito nacional, prescindir de los expositores que no estén relacionados con el sector e integrar a todas las partes implicadas: ganaderos, productores, propietarios de dehesa, industrias del frío, veterinarios, corredores de ganado, transportistas y restaurantes, entre otros.

     Si bien valoraron positivamente la realización este año de misiones comerciales con empresarios de Japón, Alemania, Gran Bretaña, Portugal y Francia, opinaron que se debe dar un impulso a la presencia de posibles compradores o clientes procedentes de España.