Los españoles comemos 7,94 kilos de queso por persona y año

0
11

    El perfil de hogar consumidor de este derivado lácteo está formado por parejas con hijos y hogares monoparentales, cuyo responsable de la compra tiene entre 35 y 49 años, de rentas altas y medias, y que habitan en poblaciones pequeñas y medianas de entre 2.000 y 100.000 habitantes.

    Canarias y Murcia son las CCAA más consumidoras de Quesos. Por el contrario destacan el País Vasco y Navarra por ser las menos consumidoras de este producto.

Consumo por variedades

    El 31 por ciento del consumo de queso en los hogares corresponde a la variedad de fresco, aunque se constata un descenso del 2,9 por ciento en relación con 2011. Esta es las variedad cuyo precio medio es más bajo, situándose en una media de 4,83 euros el kilo.

    Los hogares más consumidores de esta variedad están formados por parejas con hijos, siendo las parejas con hijos pequeños los que consumen el 28,5 por ciento sobre el total de España, con rentas medias altas, que habitan en poblaciones medianas  de entre 10.000 y 100.000 habitantes. Las CCAA con un consumo más intenso de esta variedad de queso son: Cantabria, Extremadura y Asturias. Por el contrario, Aragón destaca por ser la que menos lo consume.

    Los quesos Semi Curados concentran a cierre del año 2012, el 21 por ciento del consumo total de queso. Sin embargo, en los últimos 12 meses, el consumo de esta variedad cayó un 1,1 por ciento. El consumo per cápita de este queso se situó en 1,67 kilos/personas/año

    El perfil del hogar consumidor más intenso corresponde a hogares formados por parejas con hijos de edad media y mayores, o sin hijos. El mayor descenso en el consumo de esta variedad de queso se presentó en hogares formados por Jóvenes Independientes con un descenso del 8,4 por ciento, haciendo un consumo por persona y año de 2,07 kilos. Canarias, Baleares y Murcia son las CCAA más consumidoras de esta  variedad.

    El queso Curado es la variedad que mayor incremento en consumo ha tenido durante el último año, aumentando un 7,1 por ciento. El consumo medio por persona de este queso se situó en los 380 gramos per cápita, cifra que supone un aumento del 6,7 por ciento.

    El  consumo más intensivo de esta variedad se encuentra en aquellos hogares de clases sociales más acomodadas, formados por más de 3 personas, pareja con hijos medianos y mayores. Cabe destacar que durante el último año, los mayores incrementos en compra se presentaron en hogares monoparentales donde se incremento un 22,7 por ciento y en los formados por parejas jóvenes sin hijos donde el aumento fue del 15,6 por ciento, haciendo un consumo medio por persona y año de 310 gramos el primero y 360 gramos en las parejas.

     El consumo del queso Fundido en los hogares aumentó un 2,9 por ciento. El perfil del hogar consumidor de esta variedad de queso son las familias con niños hasta los 15 años, con más de 3 miembros en el hogar, coincidiendo con hogares de rentas más acomodadas y que viven en poblaciones medianas entre 2.000 y 10.000 habitantes.