Los fabricantes crean una norma que garantice el animal utilizado en platos preparados

0
3

    El procedimiento, que ya está siendo puesto a disposición de las empresas del sector para su aplicación, es una iniciativa de responsabilidad de la industria cárnica y la elaboradora de platos preparados para incrementar las garantías y recuperar la confianza de clientes y consumidores en sus productos, afectados negativamente por el reciente fraude de la carne de equino no declarada.

    Este procedimiento ha sido apoyado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), cuyo Director General de Industria Alimentaria, Fernando Burgaz, ha prologado el documento indicando que “no sólo servirá como procedimiento documentado que podrá ser seguido por los operadores, sino también como una medida más para restaurar la confianza en estos alimentos. El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente da la bienvenida a esta iniciativa prueba de un sector maduro y que es capaz de reaccionar con rapidez y responsabilidad ante eventualidades como la ocurrida, ofreciendo un claro mensaje de compromiso hacia los consumidores de sus productos".

Recomendaciones muy concretas

   El PNT para aseguramiento de la calidad en relación con la especie animal propone recomendaciones en los siguientes ámbitos: Control de materias primas: en todo lo relacionado con la documentación y etiquetado, cumplimiento de los requisitos de compra y homologación de proveedores, control de recepción, toma de muestras para comprobaciones analíticas e identificación de la materia prima.

    Evitar contaminaciones cruzadas: evaluación del riesgo de contaminación con carne de otra especie en las etapas de elaboración y medidas para evitarla.

   Verificación de la trazabilidad: documentación que la soporta, revisión de los procedimientos que la desarrollan y realización y registro de ejercicios de trazabilidad (desde el producto final a materias primas y proveedor, llegando a los lotes utilizados y controles de recepción; y viceversa).

    Revisión del etiquetado del producto final: comprobación de los ingredientes en la etiqueta con la formulación actual de los productos.