Los fabricantes de alfalfa prevén una campaña con forraje de menor calidad por lluvia

0
65

   AEFA cerrará en los próximos días el primer balance de campaña y Capistrós ha apuntado que se tratará de un ejercicio en el que el volumen de producción será similar al de la campaña que finalizó el pasado 31 de marzo, es decir, algo más de 1,5 millones de toneladas.

    El sector también tiene la vista puesta en el mercado exterior, en concreto en China, donde prevé abrir mercado en los próximos meses.

    De hecho, la semana pasada una delegación china visitó España para someter a examen la producción de alfalfa española y elaborar los informes necesarios, previos a la autorización del Gobierno chino.

    Mientras tanto, los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí siguen siendo los principales mercados de destino del forraje español, unos países que no quieren invertir sus escasos recursos hídricos en regadío y prefieren importar los forrajes, según ha subrayado Capistrós.

Un 70% se destina a la exportación


    Por tanto, la exportación es protagonista en la industria del forraje ya que el 70% de la producción de la anterior ejercicio (1.135.000 toneladas) tuvo como destino el extranjero, de las que 850.000 toneladas se repartieron entre Arabia Saudí y los Emiratos Árabes.

    En cifras generales, la campaña pasada finalizó con una producción final de 1.619.823 toneladas, un 16% menor a la de la campaña precedente.

    Las causas, según han expuesto desde AEFA, se reparten entre la menor contratación de superficie de forrajes, la problemática en el riego en algunas zonas y la menor producción por sequía en los secanos de Castilla y León.

    Por regiones, Aragón sigue siendo la mayor zona productora, con el 54% del total nacional (876.226 toneladas de forraje desecado), aunque su volumen de producción cayó un 18%. Le siguen Cataluña (391.654 toneladas) con un descenso del 3 % y Castilla y León (152.750 toneladas) con un descenso del 29 %.

    La superficie total contratada en la anterior campaña fueron 144.674 hectáreas, de las que 125.190 fueron de regadío y 19.484 de secano.