Los fabricantes italianos apuestan por el negocio de biomasa forestal en Argentina

0
19

Argentina Forestal- La mayor fabricante mundial de calderas de biomasa forestal, la firma italiana D´Alessandro Termomeccanica, participó de Fitecma 2011 (Feria Internacional de Madera y Tecnología organizada por Asora) y su representante en Sudamérica, Javier Martínez Lesmes, se refirió en la entrevista con ArgentinaForestal.com al empeño de la empresa por aportar al desarrollo de la biomasa como alternativa energética en Argentina, principalmente en la región del NEA.

"El escenario para este negocio es óptimo en Argentina, ya que tienen lo imprescindible, que es la materia prima. Sólo falta la voluntad política para poder llevar a cabo determinados proyectos", sostuvo Lesmes.

En ese contexto, señaló que presentaron a funcionarios del Ministerio de Economía e Industria de la Nación un documento técnico aportando sus conocimientos en la materia y los pasos que se deberían seguir en el país para desarrollar el negocio de la biomasa forestal como alternativa energética. "No intentamos implantar la marca, se trata de implantar la biomasa, ya que somos concientes de que así desarrollaremos nuestro negocio en el país, porque nosotros confiamos en nuestros productos", dijo.

Puntos claves

De esta manera, y con el objetivo de aportar los conocimientos relativos al aprovechamiento de la biomasa, que tienen los fabricantes de calderas, estufas y chimeneas de biomasa D´Alessandro Termomeccanica y Moretti; a través de su representante oficial en Sudamérica Satis Energías Renovables, Lesmes indicó en el documento presentado al gobierno algunos de los principales puntos de actuación, destacando fundamentalmente dos aspectos: la certificación y el apoyo a la inversión con subsidios.

"Actualmente Argentina no dispone de certificaciones referentes a la de la biomasa. Por lo que debe tener procesos de certificación que aseguren los controles y calidad necesarios para el buen aprovechamiento de la masa forestal existente", precisó.
Con respecto a los incentivos, dijo que "en el país no existe ningún tipo de subvención o ayuda económica o fiscal para quien decida migrar a un combustible limpio de energía renovable como lo es la biomasa, y esto es imprescindible", remarcó Lesmes.

"En Europa existen subvenciones que permiten facilitar la adquisición de tecnología para el aprovechamiento de la biomasa a particulares y a los sectores agrícola y ganadero. Si bien en Argentina existe cierta ayuda, sería de suma importancia contar con un apoyo específico también para el sector residencial y doméstico". De esta manera, también se podrá fomentar más los sectores agrícola, ganadero e industrial, potenciando el uso de tecnologías que supongan un ahorro energético y un aumento de la eficiencia de las instalaciones.

Los incentivos se realizan en otros lugares de diversas formas:
– Subvenciones a fondo perdido: aportando una parte del coste de la instalación al usuario de manera que le resulte atractivo la implantación de la biomasa aunque esta tenga un coste algo superior.

– Financiación a tipos de interés preferenciales
– Beneficios fiscales en la declaración de la renta. Se consiguen deducciones de las aportaciones de cada persona si se utiliza alguna tecnología renovable.

"Voluntad política"

De esta manera, Javier Martínez Lesmes consideró que se podría desarrollar este mercado en Argentina “de una manera muy sencilla, con voluntad politica. Desde El Estado deben promover este negocio, ya que todas las administraciones intervienen aquí. En Europa, en los ultimos 5 años se ha desarrollado la biomasa por la voluntad política de cada region, provincia o Estado, ya que se tomó conciencia de que la clave está en dos aspectos: certificaciones y subvenciones”.