Los firmantes de la Interprofesional se reparten la representatividad y la responsabilidad

0
7

       En concreto, ha especificado que sobre las cuotas de representatividad de los distintos socios de la Interprofesional, Villafranca ha concretado que, en la rama de la producción, el 74% lo ostentarán las organizaciones agrarias (OPAs) y el 26% las Cooperativas Agro-alimentarias. En la rama del "comercio", el 65% será para la Federación española del Vino (FEV) y el 35% para Cooperativas.

       De igual forma, ha remarcado, "no podemos ser uno de los mayores productores, o el primero del mundo, y tener luego cada día una cuota de consumo más bajo", a pesar de que es un sector estratégico que "incide en la economía de tantas familias" del medio rural.

     A su juicio, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente "ha sabido reunirnos a todos" para "ponernos a trabajar" y llegar a "este ejercicio de responsabilidad" que supone explorar acuerdos para constituir la Inteprofesional. Ahora, tienen que responder a tantas expectativas que este organismo ha creado en el sector, ha añadido.

     Ha subrayado que el sector "debe estar organizado" y asumir los retos que plantea el mercado, apostar por la promoción, el impulso de la investigación, el desarrollo y la innovación y "poner en valor para nuestros viticultores" este producto, para que tengan una vida digna.

FEV: el objetivo es llegar a más conumidores y sembrar con moderación


    
El presidente de la Federación española del Vino (FEV), Javier Pagés, ha destacado que "es un día histórico" por la constitución de la interprofesional, que tendrá entre sus objetivos conseguir que el vino llegue a más consumidores y en más ocasiones, siembre con moderación.

     Así lo ha explicado a preguntas de los periodistas, donde ha afirmado que "el sector tiene que estar unido y ser capaz de hacer valorar más todos los vinos que tenemos, en beneficio de España".

     "Tenemos vinos fabulosos y, a nivel mundial, hay que ser capaces de vender más y mejor", ha precisado Pagés.

     En ámbito interno, el objetivo de esta interprofesional -según ha remarcado- es aumentar el consumo moderado, actualmente muy bajo. "Es un momento histórico para poder fomentar el consumo del vino y para tener una voz única de todo el sector", ha añadido.

     En su opinión, es positivo que gracias a la interprofesional se tenga "una voz única" sectorial que permitirá el trabajo conjunto.

      Preguntado sobre cuándo se podrían materializar los primeros acuerdos, el presidente de la FEV ha indicado que "a efectos prácticos" la interprofesional está creada desde hoy. En todo caso, calcula que habrá que esperar entre 3 ó 5 meses aún para poder empezar a adoptar medidas efectivas, aunque, en todo caso, el interés del sector es que sea cuanto antes.

ASAJA habla de generosidad y de todo el "camino que queda por recorrer"


      
El presidente de la organización agraria ASAJA, Pedro Barato, ha destacado la "generosidad" de todas las partes que, en su opinión, ha hecho posible la constitución de la OIVE. Así ha "reconocido y agradecido" el trabajo realizado por el Ministerio, las organizaciones COAG y UPA, Cooperativas Agro-alimentarias y la Federación española del Vino (FEV) para culminar en su creación.

     "Si hay generosidad, las cosas salen adelante y todos hemos puesto nuestro granito de arena, pensando en lo que nos interesa, pensando en el vino, en la uva, en el mosto…", ha remarcado.

     Barato ha reconocido que "hay un camino por recorrer muy importante, complicado" pero "creo que la profesionalidad de nuestras gentes, de nuestros viticultores llevará a donde tiene que llevar esta Interprofesional, que es hacia el éxito".

     "Los fines de esta Interprofesional, para lo que debe servir, están claros" y en esa línea "tiene cabida todo el vino y todas las uvas del territorio nacional".

      "Cuando las cosas son equilibrados -ha añadido- y se hace pensando en quienes representamos, no tengo más que palabras de agradecimiento y reconocimiento" a todos los que han hecho posible la constitución de la nueva Organización.

      Ha sido "una demanda del sector desde hace mucho tiempo" y, a pesar de que ha costado en conseguirlo, se ha conseguido en un día, el de hoy, que ha calificado de "histórico" para la viticultura.

COAG reconoce que no solucionará los problemas actuales, pero sí sortear los siguientes


    
La Organización Interprofesional del Vino Español (OIVE) será un instrumento clave para resolver los problemas del sector en los próximos años y, además, para afrontar la inminente desregulación de los mercados, según ha destacado Andoni García, secretario de acción sindical de la organización agraria COAG, tras firmar el acta constitucional de la OIVE..

     García ha afirmado que la constitución de esta organización no resolverá los problemas actuales del sector, si será una herramienta para sortearlos de cara a próximas campañas. Y más aún, según ha recordado, en una coyuntura difícil no sólo ahora sino también para los años venideros.

     La Interprofesional tendrá el reto de adoptar medidas para afrontar "la desregulación que va a producirse en los mercados", ha puntualizado. "Una visión del conjunto de la cadena es la forma para abordar los problemas", ha concluido García.

UPA espera que sirva para avanzar en los contratos tipo


     
El secretario de UPA en Castilla-La Mancha, Julián Morcillo, ha destacado que la  Interprofesional debe servir para evitar en próximas campañas problemas como la crisis actual, derivada de los altos excedentes de este producto y la caída de precios en origen.

     En este sentido ha remarcado que este organismo "puede ser una herramienta útil, una mesa de trabajo" para que el sector pueda afrontar el futuro con mejores perspectivas.

      Ha precisado que abre posibilidades para organizarse a los operadores, si bien ha recordado que "no va a servir para resolver los problemas que tenemos encima de la mesa" ya esta campaña.

     La OIVE tiene ante sí retos como la mejora de la comercialización, la promoción y la defensa del vino en el mercado.

     Como prioridad, debe avanzar en los contratos tipo (de compraventa del vino), algo "fundamental para UPA", ha puntualizado. Ahora hace falta trabajo, a ver si somos capaces de organizarnos y, de cara al futuro, que no tengamos situaciones tan complicadas como la que tenemos este año".

La amenaza de la destilación sigue pendiente


     Más crítico se ha mostrado Morcillo con la pretendida norma de destilación obligatoria de vino que sopesa el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama).

     "El Magrama nos traslada que va a salir adelante y, posiblemente en un par de días tengamos el decreto encima de la mesa. Cuando sale una norma, se supone que es para aplicarla si es necesario", ha afirmado. En todo caso, ha recordado que hasta septiembre no se podría tomar ninguna decisión en lo concreto, porque hasta el día 10 no se presentan las declaraciones de existencias.

      "El ministerio persiste en esa amenaza, que en parte ya se hizo efectiva el mismo 9 de julio", cuando dio a conocer su intención.

     En su opinión, el Gobierno "lanzó el mensaje al mercado de que se van a regalar 4 millones de hectolitros de vino" y, a las bodegas y cooperativas que tengan existencias al 31 de julio, de que se les aplicaría la medida de destilación obligatoria sin ayudas.

      Todo ello ha provocado "el consiguiente hundimiento de los precios del vino, que ya están sufriendo y van a seguir sufriendo los viticultores", ha concluido el representante de UPA, que ayer encabezaba una manifestación en Toledo por esta cuestión.