Los flexitarianos, el nuevo consumidor que consume y le gusta la carne pero reduce su ingesta por salud

Noel Alimentaria lanza la producción de una nueva línea de embutidos que huelen y saben como el resto, pero sin carne

0
866

Oscar Tomasi / Efeagro

La catalana Noel Alimentaria se ha lanzado a la producción de una nueva línea de embutidos que, según garantiza la empresa, huelen y saben como el resto, pero cuya composición tiene una particularidad: no contienen nada de carne. Su público son los denominados como flexitarianos, un tipo de cliente que busca comer menos carne, principalmente por motivos de salud.

FLEXITARIANOS 2Así lo ha explicado a Efeagro el director de I+D de la compañía, Jaume Planella, quien ha destacado que este tipo de embutido va dirigido inicialmente a los consumidores “carnívoros” a los que les gusta su sabor, pero que están interesados en reducir la ingesta de carne.

Planella cita el famoso informe de la Organización Mundial de la Salud que en 2015 alertaba del potencial cancerígeno de la carne procesada y planteaba dudas sobre la roja -documento todavía hoy rodeado de polémica- como uno de los elementos que contribuyeron a la aparición de un cliente más preocupado por este tipo de cuestiones.

ya hay mortadela, chopped y galantina sin rastro de carne y en breve, en breve añadir hamburguesas, albóndigas y salchichas

“Pensamos que no queríamos perder a nuestros clientes y les queríamos dar una alternativa (…) Nuestra idea es convencer a los consumidores que ya tenemos hoy, y que consumen carne, y añadirles los vegetarianos”, ha apuntado.

Por el momento, estos flexitarianos ya pueden comprar en supermercados españoles tanto mortadela como chopped y galantina sin rastro de carne, productos a los que prometen en breve añadir hamburguesas, albóndigas y salchichas, pero también otros productos de charcutería curados, como un chorizo que está a punto de salir de fábrica.

FLEXITARIANOS 4Para ello crearon una división especializada en una de sus fábricas -separada del resto para evitar cualquier contaminación- y apostaron por “abrir un nuevo nicho de mercado” en España, siguiendo el camino ya iniciado en países como Alemania o Reino Unido.

Diferente estrategia seguirán con los veganos, que no son ahora mismo consumidores potenciales de esta línea de embutidos porque llevan huevo.

“La base de nuestros productos es la clara de huevo de gallinas camperas, junto al aceite de oliva y el de girasol”, ha detallado; “el sabor es casi lo más fácil de conseguir, y el aromatizante utilizado es prácticamente análogo al que usamos en el que tiene carne”.

Su iniciativa llamó la atención no sólo de los flex en la pasada Feria Alimentaria, en abril, y esta semana alcanzó el gran público después de que Mercadona -una de las cadenas que ya vende este tipo de embutidos, junto a Consum y Bonpreu- anunciara su distribución en sus centros de Madrid, Barcelona y la Comunidad Valenciana, que se extenderá en las próximas semanas al resto del país.

una de las claves del éxito de este producto es que se venda en el lineal de charcutería, y no en el que se muestran los alimentos “especiales”

En opinión de Planella, una de las claves del éxito de este producto es que se venda en el lineal de charcutería, y no en el que se muestran los alimentos “especiales” dirigidos a veganos, vegetarianos y personas con algún tipo de intolerancia.

“Hemos conseguido una cosa importante, que es hacer el producto apetecible y democratizarlo, ya que está a un precio de entre 1,75 a 1,95 euros, muy parecido al que está hecho con carne. Normalmente, los productos para vegetarianos son más caros”, ha asegurado.

FLEXITARIANOS 3En los planes de futuro a corto y medio plazo de Noel Alimentaria -con más de un millar de empleados y un volumen de ingresos para 2016 superior a los 210 millones de euros-, ya figura la idea de ampliar esta línea de productos, en la que incluirá variantes en base vegetal, pero con otro concepto, más dirigida para quienes no buscan el sabor de la carne y para los veganos.

Tampoco descartan exportar al extranjero, donde también existen estos flexitarianos, aunque para ello colocarán el foco “en el embutido tradicional español, ya sea jamón, chorizo o salchichón”. Sin carne, por supuesto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here