Los ganaderos extremeños prevén un buen año gracias a un otoño muy lluvioso

0
6

  Ha dicho que esta situación es "muy importante" porque los precios de los animales "no suben demasiado" y no compensan las pérdidas de rentabilidad cuando ascienden los costes, no solo los de alimentación animal, sino de fertilizantes, gasóleo o del ámbito fitosanitario.

   De Muslera ha recordado que los ganaderos extremeños están asumiendo incrementos de costes en torno al 10% anual durante las últimas campañas debido al aumento de todos estos conceptos.

   Ha expresado que alimentar a los animales rumiantes como la vaca o la oveja cuando no hoy hierba supone unos dos o tres euros diarios, de ahí el "elevado coste" para el ganadero cuando hay sequía, ha insistido.

   Este otoño también ha sido "positivo" porque no ha habido grandes heladas y, de momento, no ha hecho mucho frío, aunque De Muslera ha recordado que aún hay que afrontar casi todo enero y febrero.

   Ha indicado que los ganaderos siempre están a expensas de la climatología y, por ello, el descenso de los presupuestos estatales y autonómicos para los seguros agrarios es un problema "importante"; por lo que se seguirá insistiendo para que se restablezcan las mismas partidas de 2012.

   De Muslera ha recordado que los seguros de sequía en pasto fueron muy positivos para afrontar los meses secos del año pasado.

   A pesar de los recortes, los ganaderos están suscribiendo los seguros, porque "está acostumbrados a ello", ha señalado.