La Alianza UPA-COAG de Salamanca ha denunciado un nuevo ataque de lobos en el término salmantino de Frades de la Sierra. El ataque se produjo el pasado jueves 28 con el resultado de un ternero muerto. Este incidente ha desbordado la paciencia de los ganaderos, que reclaman a la Junta de Castilla y León que se autorice de forma inmediata controles poblaciones contra los cánidos.

De hecho, la organización califica como insoportable la situación que sufren las ganaderías extensivas en toda la provincia. “A día de hoy la presión que sufren los ganaderos es extrema puesto que los ataques de lobos se siguen multiplicando mes a mes provocando cada año daños económicos cuantiosos a explotaciones familiares que no pueden aguantar más”, según señalan en una nota.

Por eso, la Alianza UPA-COAG reclama a la Delegación Territorial de la Junta en Salamanca y a la propia Consejería de Medio Ambiente que actúe excepcionalmente y autorice de forma inmediata controles poblaciones porque la situación es dramática para los afectados.

Asimismo, insisten en que no solo el pago de las indemnizaciones por todos los daños deben hacerse de forma ágil, sino que además la Administración regional, como gestora de la fauna, debe controlar esta especie tal y como se ha comprometido la Consejería de Medio Ambiente “en situaciones excepcionales como es la que se está sufriendo actualmente”, por lo que insisten en la necesidad de realizar controles poblaciones.

Por último, la Alianza UPA-COAG recomienda a los ganaderos lo importante que es denunciar todos los casos de ataques de lobos para que los agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León verifiquen el daño y se inicie en tiempo y forma el expediente. Además recordamos que los afectados no deben trasladar los restos de los animales muertos del lugar donde fueron encontrados y deben taparlos con plásticos para que el expediente administrativo transcurra con la máxima agilidad posible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here